Ella fue una de las asesinas más letales, pero nadie ha oído hablar de ella. Super fuerte, perfectamente entrenada y armada con habilidades superhumanas, The Silencer era virtualmente invencible. Luego de décadas de ser la asesina más letal de Levitán, Honor Guest ha tenido suficiente y ha dejado su antigua vida detrás. Ahora tiene lo que siempre ha querido: una vida normal, con una familia normal, pero al parecer su pasado ha regresado a recordarle que quizá no ha saldado todas sus cuentas.

Honor lleva su vida normal felizmente, ir de compras, cuidar de su esposo y su hijo Ben de 3 años… hasta que un matón enviado por sus antiguos patrones se aparece en el supermercado, y la exagente tiene que deshacerse de él sin que su hijo se de cuenta. Ahora Honor sabe que algo no anda bien, y sus sospechas se ven confirmadas cuando aparece en la puerta de casa nada menos que Talia Al Ghul, su antigua compañera en Leviatán, quien le dejara ir 5 años atrás con la promesa de jamás volver a molestarla.

Honor se niega rotundamente a escuchar a Talia, incluso sus advertencias. Quizá Talia juró no molestarla, pero sus enemigo la han encontrado y ellos no han hecho promesas. Cuando Honor le da un aventón a Thalia, el auto explota y 2 siniestras figuras del pasado de ambas se hacen presentes. Alguien más les ha pagado por sus cabezas, y ahora, antes de que puedan reclamarlas, Honor deberá entrar en acción de nuevo antes de que la asesinen.

El segundo título de La Nueva Era de los Héroes está aquí con el nombre de The Silencer. Una exagente que de alguna manera logra dejar su violenta vida detrás y cómo su pasado regresa para atormentarla. De nuevo no hay nada nuevo bajo el sol, esta historia ya la vimos. Quizá el punto interesante se lo lleva la presencia de Talia Al Ghul y las implicaciones que puede traer a esta historia, ya que no es un personaje menor en el Universo DC. ¿Quizá podríamos ver en algún momento a Batman mezclado en todo esto? está por verse, mientras, vemos el arte de John Romita Jr. sorprendentemente errático, incluso grotesco por momentos, y una historia de Dan Abnett que como en otros casos, demostró muy poco en este inicio como para juzgar.

Lo bueno. No lo sé, todavía trato de hallar algo emocionante.

Lo malo. Aburrido. Aún me pregunto qué puede tener de chiste un superpoder que le quita el sonido al ambiente. El arte es… extraño. Un niño de 3 años que por momentos parece de 20 y el marido de Honor que parece proxeneta de la avenida principal. Todo parece apresurado.

¿Lo recomendamos? Personalmente no lo seguiría,  pero para los lectores nuevos, adelante. Pueden encontrarle el chiste, sobretodo con los enlaces a las historias principales de DC. De otra manera, los personajes no ofrecen nada nuevo, nada emocionante en un historia que ya hemos visto antes, y quizá mejor contada.

 

 

 

 

GuardarGuardar