Segundo número del arco “La Saga de la unidad” a cargo de Brian Michael Bendis e Ivan Reis, Superman y la Liga de la Justica se enfocan en descubrir cómo fue posible que la Tierra pudiese ser enviada a la Zona Fantasma y cómo les está afectando a su salud.

En un Flashback inicial vemos a los Thanagarianos con Rugol Zaart al frente, destrozar a los Tamarianos (si, la raza de Starfire) en el planeta 497, lo que nos ayuda a seguir dimensionando el poder de este villano, esto se refuerza con la pelea que tiene con el Hombre Nuclear (si, basado en el personaje de la película Superman IV) al ser arrastrado a la Zona Fantasma y a quien Zaart destroza de una manera muy sencilla.

El capítulo termina con Rugol Zaart decidido a juntar un ejército de residentes de la Zona Fantasma antes de reclamar su venganza con el heredero de la casa de El.

Bendis nos remite por enésima vez a los sentimientos de Superman respecto a las injusticias cometidas por los humanos, pero a su vez, su confianza en que esos mismos seres humanos son capaces de superarse y sacrificarse desinteresadamente por sus semejantes en una emergencia, el ritmo es muy lento por momentos, pero se levanta con las escenas de acción las cuales son magistralmente dibujadas por Ivan Reis y Joe Prado, de verdad el apartado gráfico se lleva las palmas.

Bendis nos da a cuentagotas datos que servirán para el desarrollo de tramas futuras, pero siento que se desperdició notablemente al Hombre Nuclear, más una anécdota que un personaje memorable.

Si bien se entiende que es un número de transición, se disfruta, espero que los números posteriores presenten mas sustancia.