Capital Marvel es una de las apuestas más grandes que está realizando Marvel Studios este año; quiza aun mayor que Endgame. Porque si bien Endgame tiene un presupuesto y un impacto mucho mayor, esta película cuenta con un equipo que ya hemos seguido durante 10 años y al cual tenemos una gran estima. La apuesta de Capitán Marvel llega con la expectativa que se convierta en el próximo icono de la franquicia para los próximos años.

Tomando ésto en cuenta, ¿Cómo funciona el primer episodio de este nuevo personaje? ¿Qué tan buen trabajo hacen en presentar a Capitán Marvel ante ésta generación de seguidores?

Capitán Marvel sigue a “Ver” una miembro de la fuerza espacial Kree en una guerra constante para librar al universo de la amenaza de los Skrulls, una raza extraterrestre con la habilidad de convertirse a nivel molecular en cualquier criatura del universo. Sin embargo, durante una misión Ver termina estrellándose en la tierra, donde tendrá que derrotar a la amenaza Skrull y descubrir los secretos de su propio pasado.

Primero que nada tengo que hablar de la titular Capitán Marvel, interpretada por Brie Larson. Una de las quejas más grandes que había durante los avances era que Brie Larson se veía completamente fría y sin emociones, sin embargo es todo lo contrario en la cinta. Muchas de las tomas que vemos en los trailers aparecen en la cinta, solo que ahora vemos a Brie Larson con otras emociones: desde frustración y rabia hasta engreída y cariñosa. La verdad, tenía muchas dudas sobre ella pero me pareció que hizo un trabajo bastante decente 7/10

Samuel L. Jackson también hace un excelente trabajo como un joven Nick Fury. Si bien en muchos aspectos es muy diferente de como lo hemos visto hasta ahora en el MCU (es mucho más “cómico” y algo incompetente) logra hacer funcionar al personaje y nos entrega a uno de los personajes más interesantes de la película.

La relación entre Carol y Nick es sin lugar a dudas uno de los puntos altos de la película, el ver cómo se desarrolla su amistad y se convierten en aliados, ganando la confianza uno del otro es uno de los aspectos que mantienen a flote la película.

Ben Mendelson como el líder Skrull es una gran sorpresa. Si bien en películas como Ready Player One y Rogue One lo habíamos visto como villano, su interpretación aquí es mucho más interesante que en esa otra cinta, aunque me da la impresión que se sentía incómodo con las prótesis y maquillaje Skrull, ya que se escuchaba cómo con la boca llena.

Jude Law como Yon-Rogg es otro aspecto que me gusto de la película. Cómo su personaje se relaciona con Vers y la forma en la cual platican y entrenan, por muy corto que sea, es una de mis escenas favoritas de la cinta. Solo que me habría gustado más ver cómo se desarrolla su amistad.

La acción en la película es bastante buena en varios momentos; bastante intensa aunque la shaky-cam no ayudo en absoluto en muchas escenas, la gran mayoría fueron fáciles de seguir y tenía un CGI bastante decente. Mucho mejor que el CGI al nivel de PS One que en Black Panther, eso puedo asegurarles.

Lo malo

Hasta ahora todo suena bastante bien, mucho mejor que lo que muchos (incluyéndome) esperábamos. Pero hay muchos problemas con la cinta que vienen después de pensar por un breve tiempo; desde errores de continuidad que hay que afectan no solo la película sino a todo al MCU, hasta pequeños detalles que afectan a toda la película.

Muchas decisiones que toman respecto a los personajes y elementos respecto a adaptación si bien funcionan para esta película, me preocupan mucho al futuro de este universo cinematográfico y a cualquier adaptación que lleguen a tener. Los últimos 10 minutos de la película, sobretodo, terminan afectando mucho toda la experiencia de la misma: desde un clímax que intenta hacer algo similar a lo que hicieron en Guardians, pero sin mucho éxito, hasta un par de cambios radicales involucrando a varios personajes.

Pero sobretodo, lo que más afecta la película es que no te deja una impresión alguna. Al terminar de ver la película y de haberla disfrutado, no me dejo ninguna clase de impresión. La película simplemente termino y con ella la experiencia. No fue como en películas como Wonder Woman o Infinity War, las cuales te dejan emocionado por el futuro y con ganas de hablar de ellas con otras personas. Simplemente termino y ahí se quedó.

En conclusión

Es precisamente ahí la mayor falla de la película. Simplemente existe. Considerando que Marvel está tratando de impulsar a Capitán Marvel como el próximo icono no solo del MCU si no también icono feminista, uno esperaría algo al nivel de Black Panther, pero no le llega ni de cerca. Tampoco es una película tan mala como Thor Ragnarok o Ant-Man, pero tampoco es excelente.

Sé que alguien va a querer preguntar al respecto y sí, la película es en sí una cinta feminista con un Angulo feminista. Hay algunos momentos en los cuales tratan de resaltar la lucha de Danvers desde un punto de vista feminista pero estos momentos pasan a un tercer plano. No funcionan tan bien como en Wonder Woman, y tampoco fueron ejecutados tan bien ni tan inteligentemente como lo hicieron ahí.

Entre más lo pienso, me doy cuenta que la mayor competencia y punto de comparación con esta película será Wonder Woman. Es claro que Marvel buscaba no solo igualar, sino además superar lo que hizo esa cinta para presentar a un icono feminista, pero no lo consiguieron tan bien. Carol Danvers no es un personaje tan interesante como lo es Diana, y si bien me agrado su personalidad y carisma no es tan carismática ni tan agradable como lo fue Wonder Woman. Lo que es una verdadera lástima, porque tenía un gran potencial. Y no solo es limitado a ello, muchos elementos de la historia (el “pez fuera del agua,” por ejemplo) también salen en Wonder Woman, pero no están ejecutados tan bien.

Capitán Marvel es, simple y llanamente, una película que existe. Estoy seguro que sería más interesante de discutir si hubiera sido terrible, pero tampoco eso. Si la vas a ver te vas a divertir mucho y la pasaras muy bien, pero en cuanto termine, también acabara ahí la experiencia. Tiene algunas fallas pero nada que la haga resaltar de ese modo tampoco.

Y si te lo preguntas, no es necesario ir a ver esta película para entender Endgame más allá de entender un poco más de quien es Capitán Marvel.

Es una verdadera lástima, pero tampoco es tan mal como pudo haber sido. Habrá que ver como Carol Danvers se desarrolla en Endgame y, esperemos, esto nos haga querer ver mucho más de ella.