Las tiras cómicas siempre han sido sinónimo de un momento de descanso, algunas veces hacen regresar a aquellos domingos de la infancia, en donde tomábamos del periódico de nuestro abuelo o padre la hoja con las tiras cómicas para entretenernos un rato; reírnos con las ocurrencias de los personajes, disfrutar de las cortas pero siempre interesantes historias en ellas presentadas.

Al hablar de ellas, vienen a nuestra memoria personajes clásicos como Garfield, Peanuts, Mafalda, autores de renombre cono Jis y Trino, series ya consagradas dentro de la cultura popular y amados por todas las personas. Sin embargo, hay autores cuyo trabajo los hace alcanzar la fama y colocarse en el gusto de los lectores, sin importar el paso de los años la gente seguirá disfrutando de ellos, mostrándosela a sus amigos o incluso a aquellos más jóvenes, transmitiendo un legado oral y gráfico a los más jóvenes. Este es el caso de Larry Marder, quien por primera vez presenta su querida obra en un formato nunca antes visto, nos referimos al aclamado Beanworld.

Esta serie ha sido una de las favoritas de los lectores por más de una generación, ganándose así un lugar en la lista de los libros más vendidos del New York Times. El propio autor lo describe como “una serie de divertidas historias de aventuras que se desarrollan en una extraña dimensión de fantasía con una tribu de frijoles parlantes. Según lo dicho por el Dr. Seuss y Joseph Campbell, Beanworld opera bajo sus propias reglas y leyes”.

Beanworld nos cuenta la vida e historia de los Beans, personajes minimalistas que fueron dibujados por el autor desde su niñez. La historia mezcla conceptos de varias mitologías del mundo, así como conceptos populares de ecología y cultura pop.

El tomo se encuentra muy bien estructurado, desde el principio se nos da una breve guía presentando a todos los personajes, símbolos y reglas de aquel extraño y disparatado mundo, seguido de una interesante introducción por parte de Scott McCloud, recuperada de la primera recopilación de Tales of Beanworld escrita en 1989.

La primera historia nos sirve como una presentación a este extraño e interesante mundo, mostrándonos al GRAN´MA´PA, el guía espiritual/guardián de Beanworld, su forma de alimentación, así como el funcionamiento y anatomía de estos simpáticos seres, los cuales no son los únicos habitantes de aquel lugar y veremos como se relacionan con los demás seres que los rodean.

La narrativa es ligera, las historias se leen rápido, el humor se encuentra presente constantemente, sin duda te sacará varias sonrisas conforme avances la lectura. Al ser historias tan cortas se convierte en una excelente oportunidad para leer en los ratos libres, y al no ser tan largas se puede interrumpir la lectura para después retomarla, siendo siempre amena y divertida como la primera vez.

Las referencias son constantes a lo largo del texto, la mezcla de mitologías así como de elementos de la cultura pop crea un mundo vivo, dinámico, surrealista e interesante, los beans enfrentarán diversas situaciones que más de una vez nos harán reír o reflexionar, esta es una de sus principales virtudes: el poder presentar distintos temas y hacerlos divertidos para el lector.

Sin duda, ésta es una oportunidad de oro para conocer porque Beanworld se ha convertido en una de las tiras cómicas más longevas y aclamadas por el público. El omnibus recopila todas las historias publicadas hasta el momento, convirtiéndose en una antología obligada para los fanáticos de la serie, y para los que no, una gran opción para perderse un rato en aquel entretenido mundo.