• Conozcan a Marius Duché, un héroe de historieta que lucha no solo contra monstruosas amenazas y organizaciones criminales, sino que insiste (y resiste) en transmitir su mensaje a través de un cómic impreso.

Si bien hacia principios de la década de los 80s era común que la historieta se explotara como medio para transmitir mensajes en campañas de salud, mensajes políticos, incluso anuncios publicitarios, hoy en día, cuando los medios audiovisuales son los que dominan,  es curioso encontrar en pleno siglo XXI un cómic impreso con un personaje que brinda esparcimiento y un mensaje de iniciativa, dirigido a un gremio muy específico: los emprendedores.

Utilizando el humor, la acción, el romance y la picardía, una empresa del ramo de las materias primas, sigue apostando al cómic como un medio de difusión empresarial y con mensaje social, a través de una publicación de distribución interna y gratuita entre sus clientes que es realizado por un pequeño equipo de artistas mexicanos.

Marius Duché, el joven protagonista, tiene lazos con la cultura prehispánica de México; es el eslabón más reciente en una cadena de guardianes destinados a hacer el bien y combatir fuerzas oscuras: su herencia de poder es deseada por quienes quieren explotarlo para sus mezquinos fines: Marius proviene del barrio, no tiene una mansión ni cuenta con tecnología de punta; es un joven atlético con defectos y virtudes, pero con un corazón noble y es un tipo muy chambeador que no le saca la vuelta al peligro.

Por si fuera poco, las aventuras de Marius lo han llevado a conocer personajes de la cultura popular de ayer y hoy; así lo mismo tiene de guía al famoso pachuco “Tinclán”, se echa un palomazo con el legendario virtuoso de la guitara “Splash” o se hace amigo del actor “Daniel Gray” mientras filmaba escenas en el Zócalo de la Ciudad de México para su próxima película.

Tal vez jamás hayan escuchado de este cómic, ya que como se ha mencionado, no se comercializa, si no que se distribuye entre quienes se abastecen de las materias primas de Productos Duché; sin duda una singular fórmula por su peculiar temática y humor, muy de parodia, que no tiene comparación con ninguna otra en nuestros días, dirigida a un público que busca entretenimiento, al mismo tiempo que Marius proporciona consejos e información sobre una viable opción de ingresos.

Existen dos etapas de este cómic y 15 números publicados. Para quienes estén interesados, si les entró la curiosidad, los cómics incluso están disponibles para su lectura en línea http://www.duche.com/mariuscomic/index.html