Si esta semana no te perdiste las publicaciones de DC Comics, estamos seguros de que una de las grandes de la semana es RED HOOD AND THE OUTLAWS #25, que no solo es el número de aniversario, sino la resolución impactante y brutal del ataque de Red Hood sobre el Pingüino.

Hay spoilers si es que no lo llegaste a comprar. Lee la reseña bajo tu propio riesgo.

¡Y de qué manera! Policías, combates callejeros, ansiedad… ¡Y Batman! Y es que no solo lo pierde todo, pues sus compañeros de equipo dentro de los Outlaws terminan sacrificando todo para que Hood prevalezca, sino que finalmente vemos un beso apasionado de Artemis hacia Jason y a un Bizarro que no solo fue a rescatarlo de un enfrentamiento contra el Hombre Murciélago, sino que demostró su amistad hacia el hombre que lo vio más allá del clon de Superman al salvar la ciudad y, en el proceso, pudo salvarlo de una situación difícil. Sin embargo, una nueva confrontación con Batman pone a Hood en el suelo y se requirió de la intervención de Arsenal para terminar de sacarlo del embrollo, tras haber sido básicamente desheredado por Batman por atacar a ese caballero elegante del crimen que es el Pingüino.

La decepción y las decisiones mal tomadas son la base de este ejemplar #25, donde no solo vemos a un Red Hood que ha pasado más allá del límite al atacar al Pingüino, pero sobre todo, al ir en contra de la regla más importante que tiene el Caballero de la Noche, y que también se extiende a la Batifamilia en general, que es la de no matar. Los eventos del #24 no solo ponen en evidencia los extremos a los cuales Jason Todd puede llegar para defender el recuerdo de su familia (principalmente de su padre en lo que fue Rebirth y ahora en DC Universe), sino también lo que puede ser un personaje tan perturbado y lastimado como él, aún formando parte del grupo de allegados del Mejor Detective del Mundo. Las repercusiones que tiene este ejemplar se verán de inmediato (tal como DC Comics lo ha estado promocionando en sus publicaciones este mes) en el siguiente número, y en otros en el futuro.

Sigue con más en Capital Comic.