Portada para GREEN ARROW #50

El final de serie de Green Arrow tiene de todo: acción, intriga y la destrucción completa de los sueños y esperanzas de un hombre que no solo había conocido y aceptado las condiciones de los dioses, sino que, incluso, aspiraba a ser uno de ellos.

Si bien Oliver Queen había enfrentado todo lo que un joven y hábil arquero podía en un mundo de dioses, monstruos, superpoderosos y sujetos que se visten de ratón volador, el final de serie nos pone a un héroe que, de manera muy brusca, se da cuenta de que el sueño era inalcanzable. La vulnerabilidad a la que un Flecha Verde idealista se había negado a aceptar, con la esperanza de hacer al mundo algo mejor es lo que hace de ese cierre algo épico. No es el combatir a Kobra, a deidades multiversales oscuros o a arqueros rivales como el Conde Vértigo lo que hace a un hombre normal enfrentar riesgos a los que muchos les hubieron huido, sino la testarudez y la voluntad de ver que el mundo sea seguro para todos lo que hizo que Flecha Verde enfrentase a reto aparentemente invencibles.

¿Qué más vemos en este ejemplar? Traiciones que no vienen de un enemigo, sino de aquellos que el hombre idealizaba y que hasta lo habían aceptado. ¡Por todos los cielos, hasta la portada te dice cómo acaba este volumen del Arquero Esmeralda! Con todas las batallas en las que se vio involucrado, los triunfos y tragedias, la necesidad de sentirse útil… era quizá de esperarse que hubiese un poco de respeto, pero no fue así. Y fuera de ello, Flecha Verde no hizo sino lo que se esperaba de un héroe: ser la mejor muestra de lo que la humanidad puede lograr en un mundo caótico y cambiante.

Flecha Verde no es un superhéroe común… y eso llega a olvidarse. Flecha Verde es la voz de la justicia del hombre en un mundo injusto. Y siempre ha sido así. El Robin Hood de DC Comics siempre ha sido un luchador de la libertad que siempre apela al humano promedio, aún cuando en su galería de villanos haya uno que otro que tiene habilidades sobrehumanas por el destino, la práctica o accidentes (y que de vez en vez, comparte con otros justicieros). Si Superman es la esperanza de un mundo mejor, Batman es la venganza y la noche al servicio de la justicia y Flash es la fe y el optimismo, Flecha Verde es la humanidad que busca levantar la voz ante las cosas que están mal en el mundo… otro tipo de héroe.. quizá al que más nos acercamos porque se halla con los pies en la tierra.

Este #50 es quizá, el mejor cómic de la semana, y aunque es una tristeza no seguir disfrutando más de las aventuras del sr. Queen, eso no significa que no veamos algo de él en algún otro título de DC.

Sigue con más en Capital Comic.