Como comenté en el ESCRITORIO, Jack Kirby es mi héroe… y el Darkseid Oversize Special #1 hace que eso sea totalmente confirmado.

Kirby fue lo mejor que le pudo haber pasado al cómic estadounidense de la posguerra. Jack podía crear mundos increibles y darnos un feeling a su mitología. Y después de sus éxitos en Marvel Comics, y tras diferencias con su compañero de aventuras Stan Lee, Jack se fue a trabajar directamente a la competencia, la cual fue lo suficientemente lista como para saber aprovechar el talento del Rey.

Y ahi, en DC Comics, fue donde terminó desarrollándose por completo el potencial de Jack, y ahi fue donde realmente se hizo leyenda. Si conoces algo de la, justamente, leyenda de Jack Kirby, es que el hombre era una persona muy letrada. Y entre sus gustos literarios se hallaba la mitología. Mitologías de varias partes del mundo, por supuesto. Y aunque en la Casa de las Ideas, Jack ya había incursionado adaptando las sagas nórdicas a la serie de historias que acompañaban a el Poderoso Thorueron los ecos de estos mitos los que lo ayudaron a crear el Cuarto Mundo, y a sus habitantes: los Nuevos Dioses.

Los Nuevos Dioses no son tu típico caso de Dios contra el Diablo, sino dos mundos en guerra: Nuevo Génesis con dioses benignos que buscan conciliación y paz, y Apokolips, regido por la bota de hierro del despótico y venerado líder Darkseid, quien tiene en su poder el terrible poder de los Rayos Omega y que busca dominar todo lo que existe al descubrir y utilizar la fabulosa e inconmensurable Ecuación de la Antivida, con lo que todo lo que existe, sin importar qué sea, se pondría de rodillas ante este dios oscuro.

Durante el homenaje hecho a Jack Kirby por el 100 aniversario de su nacimiento, DC publicó, los Nuevos Dioses, la creación más grande del Rey, fueron protagonistas de varios one-shot especiales, donde un grupo nutrido de escritores, dibujantes, coloristas y entintadores tuvieron como encomienda contar grandes historias de estos personajes, tratando de llevar un estilo, tanto de dibujo como de narrativa lo suficientemente parecida a la de Kirby, presentando lo mejor del mes. En la primera historia, vemos una insurrección contra Darkseid hecha pedazos por las fuerzas del tirano, pero que terminó defendiéndose de manera épica cuando se amenazó a Darkseid con ventilar la corrupción que rodeaba a las altas esferas del poder. Lo fascinante de esta primera historia es ver a un Darkseid tan temible como lo es elocuente. Un villano en toda la extensión de la palabra.

En su segunda parte, el OMAC, otra de las creaciones de Jack, busca hallar un sentido a su vida no solo siendo el héroe que es, sino también la entidad a la que puede aspirar. Un relato filosófico, pero lleno de acción, que aunque en cierta manera no es tan espectacular como la historia de Darkseid, si te muestra la belleza del trabajo que Kirby legó a este personaje.

Y como un plus a esto, historias inéditas de Kirby hacen el deleite de todos.

Si nos ponemos a reflexionar, este especial no solo trae la belleza de una historia clásica de Jack con el que siempre consideró su mejor creación, sino que rescata totalmente el legado de uno de los más prolíficos artistas que jamás volverán a verse.

Jack Kirby, como, de nueva cuenta, comentaba en el ESCRITORIO, es un creador… un visionario… una suerte de Julio Verne en este medio. Su dibujo, su visión… todo lo que significó, es digno de compararse con uno de los grandes de la literatura del pasado siglo.

Si tienes esta historieta en tus manos, entonces tienes un tesoro de homenaje. No es que te persuadamos a no venderla si así lo deseas, sino a que reflexiones en que no es solo un artículo de colección que en un futuro te dará grandes ganancias, sino un testamento para la posteridad, del legado de Jack Kirby, tanto para quienes lo realizaron como para quienes lo disfrutan leyendo el día de hoy.

Sigue con más en Capital Comic.