Precaución, spoilers adelante…

Después de ser derrotados por Barbatos en Egipto, Wonder Woman y Superman han huido a Metrópolis para encontrar que la ciudad ha caído en la oscuridad. Además, Superman ha estado sumergido en un sueño interminable donde enfrenta a Barbatos una y otra vez, y una y otra vez es derrotado. Pero esta última ocasión, parece que Bruce Wayne le ha dejado un mensaje, un mensaje de ayuda usando un código secreto que comparten Batman, Wonder Woman y el mismo Superman: Carpe Diem.

Convencido que Bruce se ha comunicado con él, Superman llega a Ciudad Gótica donde se enfrenta a los emisarios de Barbatos, liberados por el siniestro Batman que ríe y juntos derrotan al Hombre de Acero, que, como en batallas anteriores con otros héroes, es rescatado junto con WW por Dr. Fate que ha estado usando su conexión con el metal Nth, abriendo portales en dimensiones alternas para reagruparse con los héroes caídos. Ahí se enteran gracias a Green Arrow que lo único que puede lastimar a los demonios oscuros es el mismo metal Nth y tendrán que recolectar lo que queda en diferentes partes del Multiverso. Y la señal más fuerte proviene de la oscuridad, del mismo Batman que está atrapado ahí. Así, los héroes se dividen en grupos y salen en busca del metal mientras Superman y Flash acceden a las últimas coordenadas desde la Fortaleza de la Soledad, a través de la Zona Fantasma. Utilizando la Speed Force para abrir un portal, Superman se adentra en el Multiverso Oscuro con la esperanza de encontrar a Bruce, pero se encuentra con un Batman consumido y envejecido que le confirma que le mandó un mensaje, pero no fue una señal de auxilio, al contrario, una advertencia para no buscarlo. Superman ha caído en una trampa de Barbatos, y ahora, atrapado en la oscuridad, el Hombre de Acero servirá como la batería más poderosa para dar poder al plan de Barbatos de abrir portales a miles de mundos del Multiverso Oscuro hacia la luz.