“En un mundo poblado por animales antropomórficos, la ley sólo permite la unión sexual entre individuos de la misma raza. Los transgresores son castigados y encarcelados. Se les acusa de ser Contra natura.

Leslie es una cerdita sencilla que ama el sushi y la música. Para sobrevivir se ve obligada a ejercer un trabajo que odia. Está a punto de cumplir 25 años y vive con Trish, su mejor amiga, soñando con una vida diferente. Pero sus sueños pueden ser peligrosos, puesto que en ellos habita un lobo perturbador y, al despertar, Leslie empieza a sentirse observada.”

Mirka Andolfo, es una autora italiana, dibujante y colorista muy completa, ha ilustrado Wonder Woman, Harley Quinn, Teen Titans, entre otros para DC Comics, en 2012 creó Sacro/Profano, un comic de gran éxito en Europa y Estados Unidos, nos entrega una obra muy personal con ella guionizando, dibujando y coloreando éste cómic que sirve como metáfora de la represión sexual existente en nuestra realidad.

Leslie, la protagonista, es una cerdita que cumplirá 25 años y que ha tenido sueños perturbadores, sueños eróticos con un lobo, esto, representa una flagrante violación a las leyes sexuales donde las relaciones entre distintas especies son repudiadas y castigadas por la ley, el día de su cumpleaños debe ingresar, por ley, al programa de reproducción, en el que el gobierno “ayuda” a encontrar la pareja ideal para cada persona ya que es muy importante la reproducción entre miembros de la misma especie para mantener el “status quo” social.

Para su sorpresa, el mismo día de su cumpleaños es “emparejada” con un cerdo que parece ideal, el gobierno organiza la cita y Leslie está impresionada por su pareja, pero se da cuenta que es más de lo que aparenta y que ella misma se encuentra en grave peligro y que la llave y la solución a su situación se encuentra en el lobo de sus sueños, todo esto mientras Trish, su mejor amiga, investiga, por su cuenta, acerca de los extraños sueños de su amiga.

En esta obra Mirka, nos da, a lo largo del comic, pequeños vistazos de la represión sexual existente en esta sociedad, como ejemplo, nos relata como Leslie creció en un hogar donde sus padres se casaron por comodidad, pero su madre engañaba a su padre de forma recurrente, también vemos como Derek, amigo de Leslie, tiene una relación homosexual con Max, un cerdo, y trata de convencer a Leslie que se haga pasar, ante la ley, como pareja de Max para evitar algún problema legal, pero permitiendo que Max y Derek continúen con su relación.

El dibujo es muy bueno, los animales “antropomorfizados” están perfectamente delineados, el trazo es fluido y las escenas sensuales transmiten mucha pasión, el comic es bastante erótico sin caer en lo vulgar, aunque no lo recomiendo para niños, por supuesto.

Esta obra de autor aún tiene mucho que entregar, el final de este primer tomo nos lo da a entender así, ojalá ustedes tengan la oportunidad de leerlo.