Había olvidado lo mucho que me emocionaba ver el Batman del finado Adam West en mi infancia. Los POW, KRAK, y otras onomatopeyas en las peleas del Dúo Dinámico y los variopintos villanos, tanto originales como adaptados del cómic, y la manera en que salvaban el día.

Desafortunadamente, eso no le tocó a Batman en el quinto número de Archie Meets Batman ´66.

Ciertamente, el humor de Archie en conjunto con la simplicidad del eterno adolescente es algo que predomina en toda la revista. Chistes honestos, comicidad, la sencillez de los adolescentes de Riverdale, así como las conocidas maneras de salvar el día en el último instante que hicieron en la tele las delicias de los seguidores del Mejor Detective del Mundo, no solo enriquecen asombrosamente este ejemplar, sino que también el dibujo que emula el clásico de Archie hasta antes de su etapa All-New, (y que ha estado presente en todo lo que va de la serie) nos sigue dando la satisfacción de no perdernos el ambiente que se vive en una historieta del pelirrojo.

Pero lo mejor es ver a un Batman vencido por sus villanos, quienes complotean con destruir Riverdale y rehacerla una Nueva Riverdale utópica para malosos, e incluso traman la destrucción psicológica de RobinBatgirl (Torombolo de colado) y el dominio del pueblo al controlar adultos… es algo sabrosísimo de ver.

Si no lo has leído o no lo has llegado a ver por internet, anímate y consigue tu copia. El final de la revista es un cliffhanger muy digno de lo que el locutor de la serie de tv de Batman te comentaba (personalmente, lo odiaba…). Es uno de los cómics recomendados de la semana.

Sigue con más en Capital Comic