Los 5 originales desplazados de su tiempo continúan haciendo equipo con Magneto el amo del magnetismo y antiguo enemigo jurado de los X-Men, en este segundo número vemos cómo fue el acercamiento entre los 5 y Magneto y el porqué de la actual trabajo en equipo ente ambas partes.
El equipo no sólo desconfía de Magneto, al grado de entrenar secretamente cómo derrotarlo, entre ellos las cosas tampoco andan muy bien en general los chicos aún no comprenden porque su líder, Jean Grey, aceptó trabajar con Magneto y Scott desconfía de Hank después de verlo usar magia de forma tan desahogada. Iceman está más enfrascado en sus problemas amorosos que entrenar con sus compañeros aún así el equipo funciona adecuadamente y a derrotado a sus primeros villanos
¿Estarán preparados cuando los enemigos surjan en medio del equipo?
¿Magneto realmente quiere realizar el sueño de Xavier o tiene una agenda secreta? Son las grandes incógnitas que nos deja este número, un grupo de centinelas que se dirige a los mutantes cómo sus iguales será la siguiente prueba para nuestros jóvenes mutantes. La historia aunque algo corta para mi gusto en cuanto al contenido es bastante ágil y logra captar la atención los dibujos ayudan a no perder el interés más cuando Jean explora la mente de Magneto, espero que los siguientes capítulos tengan un poco más de acción y se mantenga el drama adolescente.