La semana pasada salió a la venta por parte de SMASH un tomo recopilatorio en pasta dura de la serie The Vision. Si checas el vídeo, verás los puntos a favor y lo que me gustó, pero me parece que también podrías tener otro punto de vista.

Comencemos por el principio: la edición. Un pasta dura de $399 con “la versión del director”. Es una apuesta arriesgada, porque si te gusta tienes un montón de extras, pero si no, habrás gastado 400 pesos básicamente en tener dos veces el mismo cómic ¿Cómo? Bueno, la Versión del Director abarca básicamente el 40% del tomo, y lo que te encuentras es el “detrás de”, el “making of” de éste cómic: bocetos de las portadas, bocetos de cada página, el guión de cada página y hasta el planteamiento preliminar. Esto es genial si tienes interés en hacer una historieta, pero hasta para los más clavados ya raya un poco en lo ridículo.
Siendo un poco quisquillosos, éste volumen no incluye póster en la sobrecubierta, cosa que en sus últimos hardcovers habían hecho, pero fuera de ello el diseño es precioso.

Ahora bien: la historia. Vision es un robot consciente. Ésta conciencia lo ha llevado a rebelarse ante su padre y tener un romance con la bruja escarlata (cosas que se repasan en la historia), y ahora a tener una vida normal, con una linda familia en los suburbios y todo.
Hay cierto jaloneo a lo largo de la historia con la supuesta normalidad que Vision busca, todo a causa de una ruptura amorosa: su fallida relación con la Bruja Escarlata. Como no puede tener una familia, se crea una, basado en lo que él es: un robot con consciencia y personalidad imbuidas. Sin embargo, desea que su familia se ajuste a lo que él desea, y prácticamente lo impone, lo que gradualmente causa la degradación de la familia. Y esto es el meollo de la historia: un paralelismo de la vida del lector usando a los Vision como espejo. King, el autor, pretende retratar la condición humana en esta historia, valiéndose de la fría lógica de los robots para retroceder un paso y tener el panorama de lo humano “desde fuera”… pero hay dos cosas que intervienen en esto: Vision sigue siendo un superhéroe (que en la historia se traduciría a un padre que descuida a su familia por procurar lo mejor para ellos) y además hay un drama que inclina la historia hacia una teleserie: hay un incidente terrible ocasiona que la fragilidad de la familia quede expuesta. Ahí sale otro pero: todos los integrantes de la familia son demasiado inestables… ridículamente débiles y poco juiciosos. Uno pensaría que un robot tiende más a ser mejor que un humano, pero ya que nosotros los programamos, salen mal; en el caso de Vision y su familia, la tragedia es estar basados en humanos.

A pesar de la premisa de que es Vision intentando tener una vida normal, se extraña la falta de superheroísmo ¿¡quién quiere leer una serie de superhéroes sin grandes batallas ni villanos!? Aquí el máximo villano es precisamente Vision, y eso es lo que nos brinda un par de vistazos a los Avengers, en uno trabaja con ellos, en otro los enfrenta con ridícula facilidad.

Una telenovela de robots queriendo ser humanos, tomando todas las malas decisiones posibles. Sin embargo, y si deseas tener una segunda opinión (mía), checa el vídeo.