Después de los acontecimientos donde el Suicide Squad y la Justice League se enfrentaron Amanda Waller a sido removida de su cargo al frente de la fuerza especial x, en su lugar a quedado Emilia Harcourt antiguo enlace de la NSA, ahora dueña del infierno. El equipo sigue en sus misiones acabando con los enemigos de EEUU y en el proceso tratan de averiguar quiénes están tras Amanda, Hack apoya en el transporte del equipo y en el análisis de datos que obtienen pero le sigue siendo fiel a Waller y le pasa la información que obtienen, Rustam sigue cazando a su enemiga pero en el proceso está liberando a los prisioneros de diferentes penitenciarias y a sus antiguos compañeros de equipo Manticore, Jaculi, D Jinn y Ravan los cuales enfrentan al Suicide pero no quieren pelear solo quieren según sus palabras liberarlos de sus correas.
En el momento que se da la pela alguien embosca a Waller la cual camina por un oscuro callejón, dejándola herida de muerte es llevaba al hospital por desgracia todos los esfuerzos por salvarla son inútiles y muere, un funeral simple y si honores para la mujer que salvo cientos de veces al mundo y que ahora será simple te olvidada como cualquier mortal común y corriente. Ahora Harcourt tendrá que interrogar a todos los que querían ver muera a Waller lo cual se vislumbra como una tarea titánica empezando porque el Suicide Squad sería el primero en la lista y el más difícil de interroga porque ninguno está cuerdo.
Katana y Flag han desaparecido y todos los demás son sospechosos parece que Harcourt la tendrá muy difícil y no pareciera tener la fuerza y determinación de Amanda para controlar a los perros, la trama es interesante tiene un equilibrio entre el drama y la intriga lo que resulta bastante atractivo después de tanta sangre y acción en los últimos número, la cual tampoco es que ahora esté ausente de la historia, sigue sorprendiéndome el título en general aún no a perdido mi atención y creo que conforme avance la historia se volverá ma madura y atractiva .