En el número anterior el equipo se encontraba a punto de entrar en una lucha por sobrevivir a la furia del General Zod, el cual se encontraba dentro del elemento cósmico, un Zod furioso y ansioso por escapar y matar a todo aquel que se impida, la dinámica dentro del equipo no existe cada uno de ellos ataca al mismo tiempo llegando a estorbarse entre sí, sin embargo Flag y Katana tratan de coordinar al equipo y sobre todo de mantener viva a la nueva del equipo. Todo es acción desmedida hasta que aparece la Brigada Aniquilación, la versión rusa del Suicide Squad conformado por: Tunguska, Tankograd, Gulag y Cosmonut los cuales responden a una mujer a la cual solo conocen como: Directora Karla, es cuando el climax aparece una pelea de todos contra el Suicide Squad luchando por sus vidas y escapar se enfrenta a Zod, la Brigada y los militares de la prisión. Pareciera que el quiso se encuentra acorralado pero afortunadamente la nueva integrante Hack logra entrar al sistema y reactivar el elemento cósmico que contenía a Zod y devolviéndolo a su cafés en la zona fantasma, al tiempo que usando sus poderes transporta al Suicide Squad a través de la internet de regreso a Belle Reve, aunque sin Boomerang, el equipo resiente la pérdida principalmente Flag al informar a Waller pero ella solo siente interés por sus nuevas adquisiciones.
En las segundas partes vemos por u lado el origen de Katana el cual es por demás interesante ya que nos permite conocer a la mujer dentro de la guerrera y la tragedia que la llevó a unirse a este equipo de asesinos psicopatas y en la otra historia Flag pondrá a prueba la integridad y la fidelidad de Harley Quinn en una misión donde estará involucrado su antiguo mentor el Joker, ¿logrará salir avante de esta misión la doctora o caerá presa de su amor por el payaso del rey payaso del crimen?
El número te captura desde la primera página y hasta la última me parece que la conclusión de esta saga nos da una idea de lo que podemos esperar en los siguientes número, historias llenas de acción, sangre, malas palabras y mucha adrenalina me parece que si el primer número me dejo mis dudas sobre el cómics en este segundo capítulo se borraron por completo.