Uno de los temas que más revuelo provoca entre los lectores es la calidad de las editoriales. Algunos recuerdan con nostalgia chueca las editoriales desaparecidas, otros simplemente no se fijan y siguen comprando sin más. Pero uno de los temas que ha llamado mi atención es el efecto que SMASH tiene en los fans, concretamente los más recientes.

SMASH, parte de TBG, se creó para albergar todos los cómics como una subdivisión de la editorial. A principios de año, SMASH anunció su incursión en el comic japonés (manga) con 2 títulos clásicos: GTO y Alita. Para los lectores comiqueros, se sabía que esperar: no mucho. Sin embargo, SMASH se empeñó en hacer gran revuelo desde el lanzamiento, en sus redes, y los fans mangueros comenzaron a tener muchas expectativas.

No en vano, en el Facebook de SMASH Manga se dijo que “calidad” sería su segundo nombre…pero desde el primer día, las cosas cayeron por su propio peso. Desde ese primer día, los mangas de SMASH han recibido de mote “los chicharrones”, debido a que su papel se ondula aún sin haberlos leído, y a pesar de su apariencia empaquetados.

Vamos, hay que reconocer algo: los que hemos leído Marvel y DC desde que están con esta editorial, sabemos que los materiales redujeron su calidad frente a lo que hacía la anterior poseedora de los derechos, las traducciones a veces parecen hechas con Google translate, y además contienen gazapos al por mayor…y las traducciones de SMASH Manga son increíblemente decentes; es más, son muy buenas. La traducción para GTO, un manga que ya había sido editado en México, es mucho mejor: se siente más natural, se atreve a lo procaz, a adaptar cosas al folklore nacional…es mejor que la anterior, cosa que a su servidor es la primera vez que le sucede (me gustaban más las de ViD que reeditó Panini).4

Sin embargo, los otakus están más acostumbrados a fijarse en los detalles, y reclamar por ello. Cosas como que dejaran los extras sin traducir, el material, la falta de detalles como los nombres de los traductores, desataron una ola de especulación entre los fans mexicanos, cuestionando si valdría la pena adquirir los tomos…yo, menos fijado y afecto a comprar productos de importación, diría que sí, pero la comunidad otaku tuvo un limbo conjugado con la explosión tecnológica que le permitió importar muchos mangas, en ediciones realmente bellas de otros países.

Sin embargo, y aquí lo que llamó mi atención…se suelen subir reseñas y críticas al material (panini ha estado bastante involucrado en esto, con un cambio en su papel), y aquellos que han comprado Alita y GTO reportan cambios en el papel casi cada que sale número nuevo (cada 15 días, alternando un título por semana)…¡cuando siguen igual! Así es, no ha cambiado nada en el material: mismo papel, mismo cartón de cereal para portadas. Aunque eso sí, los extras en GTO ya vienen traducidos (cosa curiosa, en Alita sí los tradujeron desde el principio) y en algunos tomos hay hojas a color. La pregunta que queda es: ¿qué sucederá con SMASH Manga? Es cierto que vino a poner un nuevo standar y remover un poco a Panini y Kamite, pero mientras Kamite aceleró su proceso de edición en algunos títulos, y Panini sigue haciendo anuncios y mejorando sus ediciones, SMASH no anuncia, no reeditará, y probablemente tampoco mueva nada en los materiales de sus ediciones hasta concluir los 9 tomos del primer arco de Alita. ¿Será una aventura fugaz de tan sólo 2 títulos, o veremos más de este subsello, atendiendo las exigencias de los otakus? Eso está por verse.