¿No conoces Sex Criminals? Estás en el mejor momento para introducirte…en este genial y cagadísimo título. En serio, ahí te va una…reseña de los dos últimos números, que comienzan con un resumen general de la serie.
Criminales Sexuales #16 $36 no es un cómic acerca de la gente que hace los castings en las televisoras, no. Seguramente cuando has tenido un orgasmo chido sientes que pierdes la noción del tiempo…bueno, en éste cómic hay gente que puede hacerlo literalmente: detienen el tiempo al llegar al orgasmo; una vez que están listos para otro, el tiempo sigue su curso, pero mientras tanto, ellos siguen moviéndose, lo que les da un montón de posibilidades. Si fueras tú, ¿qué harías? …más bien, ¿qué clase de chingaderas? Jon, por ejemplo, caga en la oficina de su jefe. Y cuando se encontró a Suzie, una chica con la misma habilidad, decidieron robar bancos para salvar la biblioteca donde Suzie trabaja. Eso los convierte en Criminales Sexuales, y por supuesto, los pone en la mira de la policía sexual.
Jon, gracias a su relación con Suzie, ha logrado salir de sus problemas mentales, y están encontrando estabilidad en sus vidas, excepto por Mirtle, la policía, y Jon quiere eliminarla y ella a él.
#17 $36…en este número vemos un poco de la vida de Mirtle, su vida familiar, su trabajo, y su vida como contención de los pendejos que quieren pasarse de listos con sus poderes, y cómo es que los localizan, y cómo trabaja la Policía Sexual. Todo es menos sofisticado de lo que pensábamos, pero implica cosas realmente grandes, que se muestran cuando se lanzan a la caza de otro criminal, que usa sus habilidades de manera más discreta y poco dañina, pero aún así van tras él…y Jon lo quiere en su equipo.