Scribblenauts: Showdown es un juego tipo party, que se escapa de la fórmula Sandbox que había estado manejando la saga hasta ahora, pero que utiliza mecánicas parecidas a las de sus predecesores para desarrollar mini juegos cortos y divertidos. Recordando mucho a juegos como Mario Party o Crash Bash.

El juego cuenta con un total total de 27 mini juegos, siendo bastantes pocos en comparación con otros juegos del mismo género, sin embargo, el que hayan sido divididos en dos cateogrías, 12 juegos basados en la construcción de palabras y 15 juegos normales, le da una esencia única al juego y lo diferencia de lo que ya hemos visto, aunque debo reconocer que Scribblenauts: Showdown resulta un poco repetitivo por momentos al carecer de más contenido.

Pero hablemos un poco de los minijuegos, en la primera categoría, encontramos juegos en los que debemos escribir una palabra específica que vaya con el criterio que le imponen, haciendo uso de un tiempo limitado para poder superar distintos retos. Por ejemplo, se puede encontrar un juego en el que es necesario tapar un agujero negro, y la manera de hacerlo dependerá de la palabra que se termine escribiendo, hay algunas que son más útiles que otras, por lo que el juego también te obliga a entrenar tu agilidad mental. Hay que tener varias palabras en mente para cada ocasión; por ejemplo, si te piden palabras solo con M, hay que pensar en varias opciones en pocos segundos.

En lo que se refiere a los juegos que no tienen mucho que ver con las mecánicas clásicas  de la saga, hay varios que resultan ser bastante divertidos. La mayoría de juegos son entretenidos, pero se sienten como conceptos sencillos para rellenar el espacio, que como minijuegos bien desarrollados. Además, incluso en los mini juegos que no se basan en la premisa original de Scribblenauts, y se podría haber incluido algo que los conecte con los títulos previos, ya que fuera de los minijuegos de armar palabras y la estética del juego, Scribblenauts no se siente mucho como un juego más de la saga sino como un juego completamente distinto.

Scribblenauts: Showdown cuenta con tres modos de juego principales:

  • Versus, donde puedemos participar con un amigo o amiga, jugando diferentes mini juegos seleccionados aleatoriamente, uno tras otro.
  • Showdown, donde el juego se lleva a cabo en un tablero y se puede jugar entre cuatro personas utilizando cartas para avanzar y para elegir mini juegos.
  • Sandbox, donde se puede jugar como si se tratase de un juego normal de Scribblenauts con sólo 8 niveles que resulta original en muchos sentidos.

En cualquiera de los tres modos, vamos coleccionando Starities, los cuales sirven para comprar pistas y objetos para el Sandbox, además de ítems para utilizar durante los mini juegos. Es un sistema de moneda bastante básico, pero que resulta sorprendente, ya que no es algo que se encuentre en cualquier juego del género Party.

CONCLUSIÓN:

Scribblenauts: Showdown es un título regular en una saga que, usualmente resulta ser mucho más innovadora y sorprendente. La mayoría de mini juegos son divertidos los gráficas que uno esperaría de un juego de Scribblenauts pero carente de contenido para un Party, es fácil pensar que podría haber sido mucho mejor. Scribblenauts: Showdown no está mal hecho y sirve para que uno se divierta por algunas horas, se nota que está enfocado en divertir a los más pequeños, a lo cual resulta considerable ya que resulta educativo con sus múltiples juegos de crear palabras.