Existe una pequeña comunidad que es la encarnación el sueño americano; la utopia de los Blancos, Aglosajones, Protestantes. Una población construida desde cero en la cual los valores clásicos de la clase media estadunidense cobran vida.

Todo es perfecto en este idílico vecindario hasta la llegada de los Mayers, la primera famila afroamericana que amenaza el paz social y mental del resto de los habitantes. Todos estan en contra de ellos, todos menos los Lodge cuyos problemas son de otro tipo.

Aunque en un principio se puede pensar que las historias de estas dos familias se entrecruzarián esta historia escrita por los hermanos Coen, el espectador puede quedar confundido al ver que cada trama sigue su propio camino, esto no es un error. Las historias se cruzan en un sentido mucho más sutil que el tiempo y el espacio, no se puede entender el comentario político y social de Clooney si esperamos el clásico recurso narrativo de las historias entrelazadas.

Matt Damon (Invictus, Stuck on You) interpreta a Gardner, un ejecutivo financiero que vive con su esposa Rose (Julianne Moore en doble papel) y su hijo Nicky. Gardner esta demasiado ocupado en sus asuntos como para prestar atención a los recien llegados. Por el contrario, el resto de los habitantes manifiestan una indignación y rechazo que comienza a crecer hasta transformarse en franco hostigamiento y finalmente en agresión.

Los Lodge sufren una tragedia y su vida cambia. Gardner y Nicky ahora viven con Margaret, la hermana gemela de Rose y poco a poco vamos descubriendo que las cosas no son lo que parecen, en ningun sentido.

Una comedia con tintes de novela negra, o ¿acaso es al reves? El humor de los Coen esta presente en todo momento y las risas se entremezclan con las revelaciones de los oscuros oscuros secretos de Suburbicon. Los personajes son caricaturezcos, incluso absurdos. Los villanos interpretados por Glenn Fleshier (Blue Jasmine) y Alex Hassell (Cold Mountain) parecen creados por Chuck Jones, dos matones intimidantes pero bastante tontos.

Gardner debe enfrentarse a la presión por parte de estos dos gangsters ademas de el chantaje por parte de Bud Cooper (Oscar Isaac) el suspicaz agente de seguros que investiga la veracidad de su reclamación de pago.

En un momento todo cambia, el perseguido se convierte en cazador, la dinamica entre los personajes da un giro total y Clooney nos muestra una burla descarada hacia la situación política actual de los Estados Unidos. cuando los grupos más conservadores quieren regresar a una America de ensueño, esta película nos muestra que en realidad las cosas no han cambiado, siguen atados a sus mismas fobias, odios e hipocresias.

Al final dos niños, una cerca y una pelota son la mejor conclusion a esta historia.

Sin duda, una pelicula que recomendamos para disfrutar y analizar.