Love, Simon (Yo soy Simón)

Director: Greg Berlanti

Género: Romance/Comedia/Drama/Juvenil

Duración: 110 min. (1hr. 50 min.)

Protagonistas: Nick Robinson, Katherine Langford, Logan Miller, Alexandra Shipp, Tony Hale, Josh Duhamel, Jennifer Garner y Jorge Lendeborg Jr.

Fecha de estreno: Abril, 13. 2018 (México)

Trailer:

Era una propuesta muy arriesgada, en todos los sentidos posibles. El tema de la homosexualidad y el “salir del clóset” ha sido muy encasillado en el cine independiente dramático, donde uno tiene que sufrir por ser así. A pesar de que es muy realista, eso no quiere decir que funcione con cada película, Call Me By Your Name es el ejemplo más reciente. Es una muy buena película, pero palidece en ese aspecto. Ahora, el reto mayor llegó por parte de FOX: la primer película 100% comercial con un protagónico gay. Este es el caso de Love, Simon. Basado en la novela de Becky Albertalli Simon vs. the Homo Sapiens Agenda, nos cuenta la historia de Simon Spier (Nick Robinson). Simon es un chico que en apariencia lo tiene todo: una familia que lo comprende, amigos geniales y una vida escolar normal ya que está a punto de graduarse. Pero detrás de la perfección, Simon oculta un secreto que podría cambiar todo: es gay y no sabe como decírselo a los demás. Mientras tanto, por medio correos, nuestro protagonista conoce a Blue, un chico en el mismo sentir y pensar que él, por lo que se desatará el misterio de su verdadera identidad, además del inicio de una gran historia de amor.

Es hora de ir al grano: la película es encantadora. Es una película capaz de hacerte sonreír durante todo el metraje cuando estás en la sala de cine. Se podría considerar un feel good-movie. Aquellas películas que te hacen sentir bien. Esto gracias al cariño que el director Greg Berlanti (showrunner de todo el Arrowverse, las series de televisión de superhéroes para DC y que también reveló ser gay) le puso al proyecto. No se siente como una película de encargo que resulta olvidable, al contrario. Logra encariñar a la audiencia que muestra aceptación a las preferencias sexuales de Simon. Era una propuesta justa y necesaria para estos días, algo que se siente incluyente sin ser obligatoria ni perjudicar toda una historia (cof, cof, Un Viaje en el Tiempo). Parte de lo entrañable de esta historia está en los personajes. Son personajes que queremos y que fácilmente podríamos considerar como nuestros amigos ya que nosotros deseamos estar en un ambiente así, en donde se festejan la adolescencia; en esencia, tiene mucha inspiración en las películas del fallecido John Hughes como The Breakfast Club,  Ferris Bueller´s Day Off Pretty In Pink. Una esencia ya muy usada, pero bastante acertada y que no se siente estorbosa. Es una dinámica que se aprecia bastante gracias a su naturalidad, haciéndola rápidamente un clásico juvenil instantáneo.

Las actuaciones en su mayoría están muy bien logradas. Le seré honesto, yo no consideraba a Nick Robinson como un buen actor, basta ver Jurassic World Todo Todo para notarlo. Pero se nota que con este papel está mejorando a grandes pasos, con un buen apoyo del director todo se puede. Su actuación es capaz de cargar el peso de todo el metraje, pues no sólo estamos ante una historia de amor, también estamos ante una búsqueda de identidad: ¿Qué pasará después de revelar este secreto? ¿Por qué la heterosexualidad es el género estándar en esta sociedad? ¿Recibiré aceptación por parte de la gente o no?; eso hace que Simon sea un personaje completo, un protagonista y villano al mismo tiempo. Tiene algo que decir, tiene algo que aportar sin ser solamente una completa historia de amor sin enfoque; carga con cuestionamientos y pensamientos muy acertados para esta sociedad actual. El mensaje te lo pueden poner en tus narices en ciertos momentos, pero no deja de ser importante. El resto del elenco está estupendo, Katherine Langford de 13 Reasons Why, Alexandra Shipp, Josh Duhamel, Jennifer Garner. Sorpresivamente tenemos a Logan Miller (algunos lo recordarán por la serie de Disney XD Estoy en la Banda) con un personaje con el que muchos se identificarán y por último, destacamos al siempre excelente Tony Hale (Buster en Arrested Development) quien hace del rol del director de la preparatoria y que también aporta algunos de los mejores momentos de la película. Siempre es genial verlo en pantalla. Otra cosa cosa que elogiar en esta ocasión es el soundtrack, tanto las canciones que insertan como la composición de Rob Simonsen es perfecta y acompaña de muy buena manera cada escena de la película, hará que investigues toda la banda sonora en Spotify. La película tiene un manejo impecable del ritmo, las dos horas de duración se pasan rápido gracias a una narrativa ágil y dinámica que provoca muchas emociones, la mayoría cómicas por diversos comentarios que hacen los personajes. Nos introducen a este ambiente de manera amigable y natural. En cuanto a adaptación, la película cumple en ello en un 80%, y lo que cambian del libro resulta ser acertado para la forma en la que se cuenta esta historia.

Sin embargo, hay una que otra escena de la película, donde puede considerase como cliché o algo superficial en el ambiente adolescente para este tipo de género juvenil coming of age. No arruina para nada la experiencia, aunque sí es fácil notar estos detalles. Incluso en el tercer acto se van por el lado cliché, en primeras impresiones es muy emocionante, pero este misterio en el que hay que descubrir quién es Blue puede darte muchas alternativas y al final se torna un poco predecible. El 75% de la película se siente fresca en cuanto a historia se refiere, alejándose poco a poco de la fórmula, el otro 25% recae en lo predecible.  Esto no arruinará para nada la genial sensación que carga toda la película, me di cuenta de ello en la sala que me tocó. Tal vez sea de lo poco malo que se le puede encontrar a la película, para los que leyeron el libro puede ser algo predecible, aunque si tiene una que otra sorpresa que a los lectores los dejará pensando en cómo llegaron a esta situación o algo por el estilo. Es importante ir con la mente abierta, sobretodo para los padres quienes también deben ver esta película. Es necesario estar involucrados en este tema por todo el odio que se le ha dado a la comunidad LGBT, quienes solo buscan comprensión y aceptación. Es un gran avance para este tipo de cine comercial, un gran riesgo que superaron con creces. Eso hace que Love, Simon sea una historia muy divertida, encantadora, memorable y dinámica. Con personajes muy entrañables y comentarios sociales muy bien insertados en la historia. Es un nuevo clásico juvenil instantáneo, que muestra que a veces, arriesgarse por una nueva historia tiene sus frutos. Esta película nos demuestra con éxito que todos merecemos una gran historia de amor.

CALIFICACIÓN: 4.5/5