Esta nota contiene pequeños spoilers para quien no ha leido aún los primeros dos números de Doomsday Clock.

Después de uno de los cliffhangers mas impactantes de los últimos años ha llegado el momento de la confrontación. Justo frente a Adrian Veidt, en la oficina de Lux Luthor esta Comedian, más vivo que nunca y dispuesto a vengar su “muerte”. Geoff Johns nos al final algo de respuestas acerca de como es que el famoso botón que tanto revuelo causó el año pasado, llego a Tierra Cero.

Mientras tanto, Rorschach compensa a Bagtman por sus hot-cakes, entregándole el diario que expuso la conspiración de Ozymandias para salvar al mundo. Batman lo lee con interés e incredulidad. ¿Cual será su reacción? sólo podemos adelantar que es una de las decisiones más pensadas, lógicas y pragmáticas que el encapotado ha tomado nunca. Tremendo imaginar como nunca ha actuado asi antes. Rorschach, a traves de sus recuerdos (o sueños) nos da las primeras pistas sobre su identidad y sus traúmaticas experiencias, lo cual solo incrementa el interés por conocer como se convirtió en el nuevo portador de la máscara.

La tercera trama de esta historia sigue a Mime y Marionette recorriendo Ciudad Gótica en un viaje que los llevará sin duda a encontrarse y quizás enfrentarse con el Principe Payaso del crimen. Podemos ademas ver que Mime no sólo hace pantomima en sus ataques, al parecer rompe una de las reglas de el universo de Watchmen y tiene habilidades más alla de lo normal. También se dejan pistas sobre la relación de la violenta pareja con Dr. Manhattan y el porque les perdonó la vida desde un principio, sin embargo apenas es un atisbo y sólo deja al espectador con más teorias y especulaciones.

Por último volvemos a ver a Johnny Thunder, con lo cual el círculo comienza a dibujarse. ¿Cómo se enlaza Watchmen con Rebirth? ¿Donde está el Thunderbolt? ¿Que pasó con la Justice Society?

Una vez más es dificil decidir que sobresale en esta serie, Johns se sumerje cada vez más en el estilo usado por Moore y entrega un guión lleno de referencias, algunas muy oscuras para el lector ocasional. Se toma su tiempo en desarrollar las tramas y va presentando situaciones que reflejan lo sucedido en Watchmen y en varias historias previas del Universo DC. Gary Frank continua entregando un trabajo impecable, lleno de detalles que cumple a la perfección con mostrar las ideas sútiles de Johns, no es de extrañar que ya se hayan anunciado los primeros retrasos en la serie. El nivel del arte de Frank es superlativo.

Transcurrido el primer caurto de la serie, aún es imposible saber como llegara el conflicto entre los supuestos protagonistas. Dr. Manhattan apenas se ha mencionado tangencialmente y superman solo tuvo una breve escena en el primer número, Se requerirá de tod la habilidad de Johns  para desarrollar una historia cuyas expectativas no hacen más que aumentar.