La cuarta temporada de BoJack Horseman por fin llego a Netflix, el pasado 8 de septiembre y vaya que nos ha dejado con un vació existencial con respecto a nuestras emociones.

Bojack nos lleva de la mano a su miserable vida en la cual no existe la felicidad o bueno, no como él la busca y cuando por fin cree encontrarla, la arruina y hace todo lo posible para no merecerla. De esta manera vemos un cambio importante, ya que en las temporadas pasadas tenia a sus pocos amigos con él; en esta es rechazado por los mismos.

Este cambio se complementa con la supuesta de hija de Bojack, Hollyhock Manheim-Mannheim-Guerrero-Robinson-Zilberschlag-Hsung-Fonzerelli-McQuack  y la madre del mismo, Beatrice Horseman, quienes ayudan a profundizar en el dolor y madurez de nuestro protagonista.

Separados de Bojack, Princess Carolyne (Amy Sedaris), Diane Nguyen (Alison Brie) y Todd Chávez (Aaron Paul) pasan a tener más peso por sí mismos, cada uno de ellos siendo explorados con la particularidad que los ha caracterizado a lo largo de la serie.

En esta temporada, la serie de Netflix baja un poco el humor. Sí, aún es políticamente incorrecta —esperen chistes sobre abortos y amputaciones—, pero su crítica social es aguda como requiere el clima político tras la victoria de Trump; dando mensajes crudos pero necesarios tanto para los personajes como para el espectador, los cuáles le ayudan a explorar no solo la serie, sino a sí mismo.

Los cambios y mejoramiento de animación son más notorios en esta temporada, contemplando más escenarios en un capítulo, nuevas secuencias animadas y más versatilidad con los personajes.

Sin embargo como en toda la serie, recae en el mismo problema, el cuál es su duración, siendo este mostrado en el final de cada temporada, ya que el apego a los personajes se acrecenta de una forma lenta y cuando por fin quieres saber más de ellos, concluye.

“BoJack es un viaje en la apreciación y tratamiento de emociones que nunca pensaste tener, lo cual nos apega a nuestro lado más humano y después no escupe con una reflexión más grande de la que ya teníamos” esto es lo que les diría si los tuviera que convencer para verla