La noche es larga y después de la boda, esto apenas comienza. Consecuencia de la impactante decisión que tomó Catwoman en Batman #50, muchas personas no podían evitar preguntarse ¿Qué pasaría ahora?, si bien muchos sospechamos el futuro que le depara a la pareja, la manera en que se logrará es aún incierto.

Joëlle Jones es el encargado de mostrarnos la historia de Selina Kyle ahora que ha decidido irse de la vida de Batman, y lo hace con esta interesante serie que abre con el arco “Copycat“, un título bastante interesante para nuestra felina heroína.

La historia comienza mostrándonos a Catwoman escapando y atacando (con armas de fuego) a la policía, siendo uno de ellos abatidos por los disparos; ella no es una heroína, pero tampoco una villana que dude en asesinar para cumplir sus objetivos. Paralelamente se nos muestra a Selina Kyle en un casino de Gotham, enseñándonos el estilo de vida que lleva actualmente y los conflictos que aún tiene por haber tomado esa decisión de irse, sin embargo, al momento de salir es arrestada por unos policías que la buscan por los asesinatos cometidos, ella escapará y tendrá que limpiar su nombre para poder continuar con su vida normalmente.

La dualidad de estos dos personajes es bastante interesante pues por un lado se nos muestra la vida cotidiana que trata de llevar, alejada de todo ese estilo y conflictos que le hizo tomar esa decisión, pero el llamado es fuerte y no se puede evitar lo que es. La vida de Catwoman es difícil y las aventuras y problemas que atraviesa sin duda afectarán a la protagonista tarde o temprano. Esta dualidad de la vida que quieren llevar más allá del traje y las responsabilidades y desgracias que trae el ser héroes es bastante llamativa, por momentos recuerda al conflicto de Bruce Wayne con Batman, pues por más que el quiera dejarlo, sabe que Gotham lo necesita.

La narrativa es rápida, nos centramos principalmente en Selina, quien a pesar de querer seguir con su vida, aún sufre por las decisiones que tomó, el enemigo a vencer es una vieja enemiga del murciélago que seguro varios ya no recordaban. Tendremos dos historias las cuales van convergiendo en distintos momentos, hasta culminar en un gran problema que da nombre a este arco.

El dibujo es interesante, dota de vida y rasgos a los distintos personajes, el manejo de colores es adecuado pues los juegos de luz y sombra resaltan los distintos escenarios que muestran las diferencias de Gotham. El diseño de personajes también es de resaltar, el nuevo diseño al traje de Catwoman retoma elementos clásicos y agrega ciertas características para distinguirla en esta nueva etapa, lo cual le viene como anillo al dedo.

Sin duda un número interesante que propone varios misterios y el inicio de una nueva vida para nuestra heroína, la cual deberá enfrentarse una vez más al pasado del que tanto huye, pues aunque no lo quiera no se puede separar del traje.