Hubo un tiempo en los finales de los 90’s y principios del 2000 en el que Cartoon Network se consolido como una de las lideres en animación. Con programas como Samurai Jack y El Laboratorio de Dexter ellos lograron hacer que las infancias de muchos fueran bastante memorables. Lamentablemente después de eso ellos cambiaron su programación con series live action y otras caricaturas que absolutamente nadie recordó.

Afortunadamente desde hace un par de años volvieron a traernos increíbles caricaturas que logran ser igual de entretenidas y divertidas como solían hacer en su época dorada, y una de ellas es El Increíble Mundo de Gumball.

Esta serie se enfoca en las aventuras de Gumball y su hermano Darwin, quienes se meten en muchos problemas y aventuras a lo largo de su vida diaria. He llegado bastante tarde a esta serie, ya lleva 5 temporadas y casi 200 episodios (con una sexta temporada en camino) por lo que si decides empezar a verla ahorita igual que yo tienes todavía muchos episodios que ver.

Primero que nada tengo que hablar del estilo de arte, que es quizá uno de los elementos mas distintivos de la serie. La serie es una mezcla de muchos elementos, desde la animación real, stop-motion, fotografía, marionetas, CGI e inclusive personas reales. Suena que seria algo complicado y que no funcionaria, pero queda bastante bien para el estilo de la serie y el diseño de los personajes.

Todos los personajes se ven muy diferentes uno del otro y sobresalen de lo que se ve actualmente en animación tanto en Cartoon Network como en otros canales. Es muy fácil recordar quienes son y en muchas ocasiones su el diseño añade mucho a la personalidad de ellos y el estilo de animación que les dan.

El humor es algo que me sorprendió bastante. Esperaría la clásica tontería de humor barato como el que hay en Teen Titans Go! pero hay una gran variedad en cuanto al estilo de humor de la serie. Desde referencias a series y películas que no esperarías que hicieran (En un episodio dijeron el significado de la vida de Conan el Bárbaro, por ejemplo) hasta hacer mención del “reseteo” que tienen la mayoría de las caricaturas que no tienen una historia continua.

Aun cuando llegan a hacer algo tonto hay cierto sentido del ridículo que hace que esos momentos no sean insultantes como suele ser en otras animaciones.

La serie esta claramente dirigida a un publico de todas las edades, y en lugar de hacer las cosas sencillas trata con respeto a la audiencia y hace algo completamente diferente; si bien algunos episodios suelen tener tramas algo predecibles la ejecución que tienen es suficientemente buena como para distraerte de ello, por no decir que suelen agregar varios giros para mantenerlo interesante.

De vez en cuando suele hacer muchas cosas interesantes, como episodios que se enfocan completamente en los personajes de fondo, otros en los que se enfocan en los objetos inanimados, etc. El hacer episodios así de forma relativamente constante mantiene la serie bastante fresca y permite a los escritores hacer cosas que no podrían hacer en un episodio normal.

Un beneficio de la serie es que puedes comenzar a verla desde cualquier punto. Puedes empezar a verla desde el primer episodio de la primer temporada, o desde el episodio 26 de la tercera. No hay muchas cosas que cambien dentro del mundo de Gumball, y logras entender bastante bien quienes son los personajes y cual es su rol dentro de la trama sin haber visto nada con anterioridad.

A pesar de eso, si logra haber ciertos cambios que llegan a ser sorprendentemente interesantes y bastante emotivos. Una cosa es crear una serie que pueda ser disfrutada sin tener conocimiento de otros episodios, y otra es hacer una serie de esas características en las cuales los personajes crezcan y logren cambiar a lo largo de la historia.

El enfoque que tiene la serie en momentos centrados en los personajes y sus relaciones hacen que sea bastante emocional, significativo y duradero cuando hay un evento que cambia el Status Quo de la serie. Y lo mas sorprendente es lo efectivos que llegan a ser; hubo mas de un momento emotivo en la serie que estuve esperando por ver desde los primeros episodios y me llego al corazón de una forma que no esperaba.

¿Quien diria que una comedia en Cartoon Network haría un mejor trabajo adaptando una historia continua y desarrollando a sus personajes a lo largo de varios episodios que lo que lo harían series para adultos como South Park o Los Simpsons?

Ahora la segunda, tercera y cuarta temporada se encuentran disponibles en Netflix de Latinoamerica, por lo que puedes ver una gran parte de la serie de golpe. Esta tarea te tomara un poco de tiempo, ya que cada temporada consta de al menos 40 episodios. Personalmente yo veo la serie en ingles porque parte del humor se pierde con la traducción, pero hay ciertos cambios en los actores de voz que son notables, aunque no son completamente desagradables.

En general, El Increíble Mundo de Gumball es una increíble serie. Desde los personajes que son divertidos y agradables hasta el humor que apela a todas las edades, es una serie que recomiendo en general. Cada episodio es de 10 minutos por lo que puedes verlo sin problemas. Les aseguro que no se van a arrepentir.