Los desarrolladores de Payback trabajando para Ghost Games, un estudio conformado por empleados de EA Black Box, Criterion Games y Playground Games. Justo así es cómo se siente el juego que ha dejado de lado lo que fué el reboot de la línea hace un par de años cuando se lanzó el llamado únicamente “Need for Speed” para una nueva generación de consolas.

Y eso fue bueno, dejar de lado las peores cosas de Need for Speed como la obligación de jugar en primera persona y que el juego siempre estuviera conectado en línea fue una de las mejores decisiones que la compañía pudo tomar. Sin embargo no todo es miel sobre hojuelas.

Primero debo decir que Payback es uno de los juegos de carreras más divertidos que he jugado para consolas de última generación, de inmediato me invadió el sentimiento de felicidad al sentirme liberado de la realidad de los simuladores como Forza y Gran Turismo para volver a tener todo el juego presionado el boton de acelerar y sentir que en cualquier momento podía estrellarme y con eso terminar con mis oportunidades de ganar la carrera, pero para ser justos con EA Games vamos por partes:

Gráficos:

En el apartado gráfico los desarrolladores se sacaron un 10, el juego definitivamente se ve muy bien, se disfrutan los colores y las texturas, la iluminación es muy buena y los autos realmente rivalizan con sus contrapartes del mundo real. El juego tiene un modo de historia que si bien no te atrapa desde el principio hace un excelente trabajo al lograr combinar los elementos de la serie para que se sientan como algo cohesivo y divertido, algo que no nos pasaba probablemente desde las épocas de Need for Speed Most Wanted allá por los primeros días del Xbox 360.

Audio:

Honestamente esperábamos más y no lo decimos por los sonidos del juego que están impecablemente bien definidos, cada giro, frenada, arrancón y sonido de sirenas es perfecto en cuanto a la comparación con su contraparte de la vida real. La música sin embargo corre a cargo de Joe Trapanese quien a pesar de tener una historia en cuando a sountracks de películas, es el segundo que hace de videojuegos siendo el anterior el juego también de carreras de coches “The Crew”. En este sentido EA Games y sobre todo las anteriores entregas de Need for Speed nos habían regalado bandas sonoras memorables cargadas de rock y música electrónica de artistas conocidos que no escucharemos por ningun lado en esta ocasión.

Historia:

La historia como ya comentamos es interesante, el juego nos permite usar a uno de tres personajes que tienen entre si diferentes características de manejo: el de velocidad, el manejo de acción y el manejo de tierra o derrapones. Jugar con cada uno de estos estilos es practicamente empezar de nuevo ya que debemos seleccionar el auto y trabajar en el para ir ganando mejoras y poder ganar dinero para hacer mas mejoras, es el cuento de nunca acabar sin embargo mantiene siempre el mínimo nivel de interés para que quieras seguir conociendo más sobre lo que sucederá en la historia.

Jugabilidad:

Hablar de la jugabilidad de Payback se pone complicado debido al sistema de mejoras, para poder mejorar y seguir jugando todo debe ser comprado con el tipo de moneda interna del juego por lo cual solo tendras dos opciones: o manejas con un solo carro que vas mejorando hasta que sea un auto decente o manejas con muchos carros pero siempre vas a empezar de cero jugando una y otra vez la misma pista hasta que te canses y termines por aburrirte. Tambien se pueden comprar “speed points” con dinero real a lo FIFA18 pero en nuestra opinión el sistema “Pay-to-win” es equivalente a hacer trampa. Lo más importante es que entiendas, la jugabilidad es divertidísima siempre y cuando estés dispuesto a invertirle una de dos cosas: tiempo o dinero real.

Multiplayer:

Esta vez el juego sufre más en el multiplayer que otras, debido al enfoque que se le dió al modo para un sólo jugador en ésta ocasión el multiplayer se siente un poco desconectado ya que es como una opción aparte donde puedes competir en carreras rankeadas o sin rankear, puedes ir escalando posiciones y toda la cosa sin embargo eso no te sirve para nada dentro del juego y pierde un poco el sentimiento de comunidad en comparación con los multiplayer que hemos jugado para otras ediciones de la franquicia, honestamente lo pusieron de relleno y si no lo hubieran hecho pues no hubiera pasado nada.