Tal vez eres muy joven para recordarlo y solo conoces a las Tortugas Ninja por las series animadas de Nick y sus respectivas adaptaciones a cómics, o en el peor de los casos tu papá, muy emocionado, te llevó al cine a ver una película (de hecho ya dos) sobre unas “tortugas ninja”.

Pues hace treinta años (toda una vida) se estrenó en televisión la serie sobre cuatro tortugas adolescentes mutantes: esas tres palabras en una misma frase sí que llamaban la atención a finales de los 80s.

Considero la canción de su intro uno de los soundtracks más pegajosos junto con la de Thundercats, sobre todo porque ambos eran presentados en su idioma original; debo de aceptar de que un gran sector no entendíamos lo que decían, pero sí que se quedó en nuestras mentes.

La serie animada para la televisión fue el resultado de la venta de los derechos para producir figuras de acción (antes solamente conocidas simplemente como juguetes y ya) y muy poco tienen que ver con sus versiones en cómic; a decir verdad la serie animada fue lo que detonó la popularidad de estos cuatro hermanos, muy por encima del alcance que el cómic pudo llegar a alcanzar, especialmente en ese momento, por sí solo.

Hace poco se anunció que ya se está trabajando en una nueva versión de la serie que contará con cambios que van más allá de un rediseño, sino que cambiará elementos bien asentados a lo largo de todas las encarnaciones de los personajes, como quién es el líder del grupo por ejemplo.

Lo bueno: uno de los programas más divertidos para chicos de esa época; las personalidades tan diferentes de cada tortuga muy probablemente tenían un excelente alcance según la personalidad de los pequeños televidentes. Afortunadamente la franquicia sigue vigente en videojuegos, series, películas y juguetes.

Lo malo: aunque el doblaje latino-americano siempre ha sido de los mejores del mundo, independientemente del lugar en el que se haga, esta serie sí descuidó la inclusión de frases de doble sentido, tal vez como un “chiste” de muy mal gusto de los actores ¿Qué clase de director de doblaje habrá pensado en su momento que eso era correcto?

Lo feo: La “tortugomanía” jamás se ha vuelto a repetir, es decir, la popularidad de los personajes no ha vuelto a ser tal que haya infinidad de productos relacionados; si bien sí se ha dado con franquicias nuevas, es muy difícil que el fenómeno se vuelva a repetir con estos hermanos artemarcialistas.

¿Interesado en comprar los mejores cómics de las Tortugas Ninja? Puedes hacerlo aquí.