La Mole, ese gran dolor de cabeza personal, está por volver en una nueva edición. Una muy distinta a lo que nos ofreció en años recientes.

Atrás quedaron esos días en que la, entonces, Mole Comic-Con organizaba unas increíbles convenciones de cómics de miedo con su primer portada variante y, algunas ediciones después, con increíbles prints exclusivos.

Atrás quedo el sueño de los rucomiqueros de ver a consagradas estrellas del comic por montones, la oferta actual es menor- aunque no menos sorprendente- . Lo de hoy es algo distinto lo cual no es necesariamente malo.

La edición 2019 de La Mole busca acercar a nuevos públicos a su convención, consciente de que los comiqueros están, en muchos casos, cautivos . Si, aunque nos quejemos de que no nos gusta la nueva imagen o que no tenemos suficientes invitados de nuestro interés terminamos asistiendo. Muchos siguen considerando a La Mole como una buena opción para pasar un sábado o domingo en familia y mientras los chicos están en las activaciones los papás se van a ver cosplayers y en esta edición tienen a más de una docena de ellas, con calidades muy dispares entre ellas, pero seguro para todos los gustos hay.

La Mole de hoy incluye invitados del cine de superhéroes actual que si bien no es ninguno de los Avengers no es un actor menor y si uno muy querido por la gente; también nos trae a viejas glorias de la televisión y a actores de doblaje.

Pero lo que podría ser la verdadera carta fuerte, a mi juicio personal, es la presencia de dos de los más importantes youtubers de los últimos tiempos.

Rodrigo de Orduña, mejor conocido como Madhunter, es un muy famoso youtuber conocido por ser un reconocido coleccionista de juguetes antiguos. Avalado por más de 300 mil seguidores, sus videos semanales así como sus en vivo son verdadero entretenimiento puro. No importa que no sigamos su afición, ver su pasión por los juguetes y lo mucho que sabe al respecto es divertidísimo. Su fama y constancia lo han llevado a recorrer mercados de pulgas alrededor del mundo y su enorme carisma justifica con creces su presencia en eventos de la magnitud de La Mole.

Por otro lado,  Dross es hoy en día una referencia sobre el cómo se debe ser un youtuber y no morir en el intento. En su segunda visita a La Mole

Con mas de 16 millones de seguidores a nivel mundial y 4 libros best-seller en toda Latinoamerica, Dross es el claro ejemplo de como seguir tu pasión por lo retorcido del mundo te puede dar fama y fortuna. Ser la personalidad que hoy es no ha sido sencillo. Se ha requerido de una constante evolución y adaptación y de investigación seria y profunda que respalde cada uno de los videos publicados. Dross dará conferencias en esta edición y tendrá varios meet & greet para complacer a sus seguidores, o al menos a los que quieran pagar por conocerlo.

 

A muchos podrá parecernos que esta convención no es el espacio más adecuado para estos personajes pero seamos honestos, La Mole es un negocio y como tal debe buscar ser atractivo a públicos actuales para lograr permanencia y relevancia.

Si acaso su principal debilidad en esta ocasión sea el cambio de Sede. El centro Banamex esta lejos del centro de la CDMX y, a diferencia del WTC, no cuenta con métodos sencillos de acceso y la opción del molebus aunque suena muy buena no es algo ágil en convenciones masivas.

Estamos a poco mas de medio mes de que esta convención vuelva y veremos si los cambios estructurales logran devolverle el poder y fuerza. Reinventarse o morir es el lema que claramente parecen aplicar en esta edición, aunque no dejen de jugar con la nostalgia de muchos de nosotros.

(Esta columna expresa únicamente la opinión del autor y de ninguna manera la de algún otro colaborador o la de la página en general.)