Cuando hablamos de Jean Grey, no solo estamos hablando acerca de una de las fundadoras del equipo mutante favorito de todos de Marvel Comics, sino que hablamos de uno de los personajes más esenciales dentro de la estructura narrativa y argumental del Universo Marvel.

No está en los planes de esta publicación aventarme una cátedra acerca de lo especial que es Jean, o de las mil millones de veces que ella ha sido Fénix, sino de algo que ya se veía venir básicamente desde su defunción en las páginas de New X-Men: su regreso.

Y es que, cada vez que Jean ha vuelto de entre los muertos, los argumentistas buscan la manera de presentarnos una historia sensacional que trae a la pelirroja más importante de los Hombres-X. Sin embargo, el primer ejemplar de Phoenix Resurrection: the Return of Jean Grey no ha resultado una de las grandes maravillas del retorno de uno de los íconos más grandes del mythos de la alegre banda de mutantes, sino que más bien ha sido un arranque innecesario de acción que bien puede bajarle la intensidad al resto de la miniserie.

En resumen: sucesos extraños hacen que los Hombres-X se dividan en tres equipos para investigar los mismos. Y aunque buscar la solución al problema los asusta, por las maneras extrañas en que se manifiestan dichos sucesos, lo cual incluye también la aparición de un Wolverine juvenil con todo y uniforme-x de los 90. Con BeastKitty Pryde buscando aproximaciones a esta solución, las cosas parecen traer una alarma muy particular a los Hombres-X, pero sin comprenderse en su totalidad.

El problema que tengo como reseñista con este arranque de miniserie no se centra tanto en la acción, sino en lo que considero una terrible consecuencia narrativa del #10 del cómic de Jean Grey, donde, si lo han estado siguiendo desde su arranque en el evento RESURRXION que siguió al final de la muy interesante y memorable Inhumans vs. X-Menquedamos en shock con una muerte más de Jean, pero que duele incluso más que cualquier otra muerte de la roja, y que fue provocada totalmente (y no para detenerla o algo así) por la manifestación de la Fuerza Fénix. Lo que es más, una manifestación psíquica de la Jean Grey adulta que murió en New X-Men se siente responsable de ello y todo eso es un preámbulo para esta historia que:

1.- Es altamente floja en cuanto a arranque;

2.- Cierto es que nos trae una serie de Equipos-X variados como las viejas sagas de los 90 de los X, pero no la emoción de combates que se ponen épicos como en ellos;

3.- Júbilo regresa a combatir (yeah…)

4.- El regreso de Cíclope no se ve tan pistola

Solo falta ver que viene en las siguientes entregas. Sigue con más en Capital Comic.

(Y por cierto, espera a leer Jean Grey #11 para ver que sucederá con el equipo de Hombres-X juveniles con la aparente muerte de Jean, así como el gran final de la serie)

Imágenes de Phoenix Resurrection

**La Galería de imágenes fue tomada de las páginas finales de Jean Grey #10