¿Donde estabas el día que anunciaron el fin de Invincible?

Yo recuerdo ese día. Me desperté, como suelo hacer después de dormir, mire a mi alrededor buscando el objeto que termino con mi sueño, apague la alarma y me dispuse a revisar las cotidianas exclusivas que me encuentro en facebook. Luego de un numero incalculable de memes y vídeos irrelevantes, me encontré con la noticia “Robert Kirkman dice adiós a Invincible“. Me apresure a leer la nota completa. No podía creerlo, probablemente el mejor cómic de superheroes del universo vería su fin. Lo cual, a mi punto de vista es una noticia agridulce, ya que soy un fiel creyente de que todo principio debe tener un final. Personajes como superman, spiderman, batman e Iron man, como muchos otros, son el tipo de personajes que nunca envejecen, podrán tener miles de historias, miles de cómics pero ellos no envejecen ni un día y por ello pierden relevancia como personajes creíbles. Si no puedes morir ni por tus villanos ni por el tiempo, ¿que caso tiene que alguien te enfrente? Tienes la victoria asegurada (aunque esto es para analizarse mas a fondo en otra ocasión).

Si eres seguidor de Invincible podrás haber sentido lo mismo que yo. Si no habías leído nada del cómic o simplemente no te interesa, probablemente pensaste “otra serie mediocre que llega a su fin por ser mediocre y no vender lo suficiente“. Y quizás tengas razón, pero ese no es el punto.

El punto es que ya casi se cumple el año desde que se anuncio su final y no veo realmente un cierre, van 10 números (9 del arco en curso) en donde vemos “La gran guerra que llegaría a cada rincón del universo, con grandes batallas tan sangrientas como nunca habíamos visto y grandes tragedias que no podrás olvidar” y la verdad es que ningún numero llega a ser ni la mitad de lo que alguna ves vimos en esas épicas peleas, en esos épicos momentos que se quedaron grabados en nuestras memorias, batallas que hicieron que cada persona que las leyera perdiera la noción de que siquiera habían otros cómics en las estanterías. Y eso duele.

El claro ejemplo esta en el numero que nos trae aquí, el número 141, la 9na parte del fin de todas las cosas, la guerra contra Freddy Mercury Thragg termino, El batallón se dirige a la tierra para recibir ayuda para los heridos, en especial para el gran Omniman, líder el nuevo imperio Vultrumita, que, como sabemos, quedo gravemente herido en la batalla final. Mark Grayson resulto vencedor, pero, ¿a que costo? (ALERTA DE SPOILER. si no deseas leer el spoiler puedes seguir de largo hasta el párrafo posterior a la imagen)

…La muerte del padre de Mark es fuerte y difícil, pero bastante forzada, solo da la impresión de querer causar tristeza, cuando el problema es que estábamos viendo una guerra, una guerra donde solo presenciabamos muertes del bando enemigo, en donde no hubo ninguna casualidad que realmente resentieramos. Insisto, hemos visto enfrentamientos mucho mejores en la serie con resultados mucho mas graves….

Al final del numero vemos lo que se avecinaba desde hace un par de números atrás, dejando un Cliffhanger bastante interesante para el próximo número, el cual, espero, mejore la situación actual en el cómic.

No todo es malo como lo pinto, es un hecho, el numero es muy disfrutable, la conversación central es una cúpula de sentimientos encontrados que te causan un hoyo en la garganta, los sucesos posteriores en verdad te llegan al corazón y en general es un numero bastante emotivo, desde luego es un indispensable, pues el fin es inminente.

Quedan 3 números y con lo que eh visto no dejo de notar que Kirkman no quería concluir la serie así, me da la impresión de estar presionando las cosas para terminarla. Una lastima pues es un genio en lo que hace cuando se lo propone. Ojala sea mi perspectiva y nos de un final digno de exclamación.