Tras una larga espera desde que saliera a luz “300”, de Frank Miller, allá por el año 1998, llega por fin el número tres de la secuela (aunque a modo de precuela) de Xerxes: La Caída de la Casa de Dario y el ascenso de Alejandro (Magno, por supuesto).

En una campaña militar para acabar con una rebelión griega, Xerxes (Jerjes, en español), el príncipe persa, atestigua la muerte en batalla de su padre, el  Rey Darío. Mientras el ejército persa se repliega, Xerxes se propone regresar y vengar esa injuria; los griegos caerán y Xerxes será adorado por todo el mundo conocido.

Aunque ya muchos hallamos visto la película basada en esta historia, vale la pena echarle una mirada al trabajo de Miller, que nos recuerda porque es uno de los grandes dentro del cómic estadounidense. Y sí, no es el Miller de Daredevil, pero sus trazos fuertes y su narrativa potente continúan siendo referentes.