Ian Boothby (multipremiado escritor de The Simpsons, Futurama, MAD Magazine) en el guion, Gisele Lagacé (Cool Cat studio, Pennie and Aggie, Menage a 3) en los lápices, Pete Pantazis en los colores y Taylor Esposito nos traen esta nueva obra donde las hermanas Cate and Kate Harrow, se dedican a investigar misterios donde lo sobrenatural se vea involucrado. La similitud física de las protagonistas se ve contrastada por sus personalidades, Cate es impulsiva, indulgente y relajada, su hermana es mucho más seria, controladora y lógica, lo que se realza por su vestimenta acorde a estas personalidades., son el yin y el yang, son complementarias más que opuestas.

De acuerdo a los creadores la serie trata “sobre las mentiras, los demonios que intentan engañarnos y los que nos decimos a nosotros mismos, pensando que nos mantendrán a salvo. Así que la mala dirección siempre será parte del libro. Cate y Kate Harrow son una extraña pareja con una historia retorcida que tienen todo el derecho de estar amargadas y enojadas, pero en su lugar intentan mejorar un poco las cosas luchando por causas perdidas.”

El tono del comic es parecido a lo que hemos visto en las historias clásicas de Scooby Doo o Los Simpson, con un dibujo “cartoon” o tira cómica, con una paleta de colores muy clara y brillante, enfocado mucho a niños y adolescentes, entendiendo esto, el dibujo es bueno para ese mercado, sin mucho énfasis en las sombras, fondos o detalles, los dibujos son más bien simples e infantiles, buscando la practicidad, incluso tienen un encanto particular. Pete Pantazis en los colores diferencia perfectamente los “mundo” con sus tonalidades al dar un tono de rojos perfectamente entendible al infierno y colores brillantes al mundo real.

El guion es sencillo, pero con varias sorpresas agradables, desde el comienzo, donde un demonio interrumpe una boda para llevarse al novio al infierno, dando pie a la entrada de nuestras protagonistas, pasando por el viaje al infierno con sus personajes encantadores, donde vemos un demonio poseído por una niña, con todos sus poderes, pero una mentalidad infantil, la trama de la historia es autoconclusiva, donde el final es inesperado, pero que nos otorga una excelente puerta para el siguiente número con la aparición de la madre de las protagonistas, habrá que ver si más adelante se presentan arcos de mayor duración o serán permanentemente historias de un solo número.

Como mencioné el comic está dirigido a un público juvenil, pero no por ello ofrece un comic “para tontos”, ni mucho menos, es un buen producto de lectura simple, pero muy agradable.