Lo único permanente es el cambio. Y no sólo México tiene su 4a transformación, la división editorial de comics de Televisa (SMASH), recién atraviesa por uno de esos grandes cambios: la dirección editorial. Sale el hombre de las ideas innovadoras por un viejo conocido, porque a veces lo clásico es mejor…¿o no?

Resulta que hoy en la mañana me levanté, y mi puesto de periódicos ya tenía los comics nuevos…por lo menos algunos. El jueves era el día en que las tiendas departamentales surtían los títulos de SMASH, y a los puestos hasta el viernes/sábado. Pues vaya. Los cambios comienzan.
Por supuesto, ya desde antes habían comenzado, con la llegada de -hasta ahora- 4 títulos de Fresh Start a voceadores, apenas en el número 6, esto es relativamente rápido, considerando que fue este 2019 que se habían vuelto exclusivos, cuando para que sucediera lo mismo con DC Rebirth pasó más de un año.
También las suscripciones desaparecieron, que fue una otra de las principales propuestas del anterior director. Bueno, podríamos decir que en realidad nada cambia, ya que Arévalo nunca dejó de ser el director y así constaba en la página de créditos, pero por supuesto, Durden aparecía arriba de su nombre, como “chief”.

Pero ya no más, hoy es el nombre de Arévalo el que aparece hasta arriba.
Hace poco me preguntaba en otro artículo de los reales beneficios de las exclusivas, cuando ya nos estábamos acostumbrando a ver las ofertas en dichas tiendas, los estantes repletos, y la antigua y sólida relación de voceadores y cómics reducida. Quizá lo clásico es mejor porque no necesita ser mejorado, es perfecto como es: quizá el don y la doñita del puesto no saben un carajo de cómics, pero te lo llevan si lo pides, porque antes vendieron el Condorito y ahora venden Yokai Watch, y antes vendieron Spiderman en editorial La Prensa y ahora lo hacen con SMASH. O tal vez sí saben, o no importa, porque son parte de la comunidad y una gran y estable red de distribución, aunque tengan defectos.

Seguramente algunas cosas permanecerán, porque ha habido cambios y algunos tan positivos como la creación de la división para mangas, mejorar la atención en redes, y…pues bueno, la ampliación de la red de distribución con cómics hasta en el Oxxo, la papelería y la inefable cadena de buhítos. Eso sí, capitalinos, en estos momentos, es cuando debemos hacernos oír y exigir mejores cosas, precios, competencia y atención.