Hoy tomé el celular, y estaba inundado de la nota: ¡EndGame superó a Titanic! ¿Pues qué, la gente no duerme? Así que, tras dirigirnos a la fuente, aparecen las cifras: Avengers se dirige peligrosamente a superar a Avatar, que lleva unos años como la reina de taquilla.
¿En serio ya la superó? Vamos a ver: ¿con 50 pesos este año puedes comprar lo mismo que el año pasado? Ahora, con lo que te compras el boleto hoy, ¿cuántas veces habrías entrado al cine a ver Avatar? Ahora pues, el sitio fuente maneja estas cifras

por lo cual, haciendo el ajuste inflacionario, End Game está muuuuy pero muy lejos de llegar al top 10. Se puede ver un muy lejano 42, y el primer lugar es un clásico en blanco y negro. Siendo justos, esas películas duraban años en cartelera, y EndGame no lleva ni un mes: haciendo un poco de matemáticas, podríamos suponer que alcance un top 20 o 10 incluso…

Otra cosa ¡la cifra es en dólares! Se explica que eso considera un precio de ¡9 DÓLARES POR BOLETO! 200 pesos. El precio promedio de Estados Unidos, te paga un boleto de las salas más mamalonas en México. Ni hablar de China, África, el resto de Latinoamérica…y supongamos que en Japón y Europa esté mas caro.
Pensemos un poco, ¿por qué la cifra que se está tomando en cuenta es un valor que varía tanto? Varía por región, varía en el tiempo…no se puede decir, con bombo y platillo, que EndGame ya superó a Avatar, a Gone with the Wind o a Star Wars.

¿Por qué no hacer algo más simple, por qué no reportar el número de boletos vendidos, para tener, a razón de un boleto por espectador, la audiencia total de cada película, en lugar de una cifra que se presta a interpretaciones y sobre la cual hay que hacer cálculos?

La misma página fuente indica que las cifras totales son sólo confiables a partir de 1980, cuando los registros comienzan a ser fidedignos. Lo que es innegable, es que EndGame es un fenómeno de taquilla y a nivel mundial, que rivaliza con otros fenómenos tales como Avatar, Titanic, LotR y Star Wars…pero gracias a estos raros criterios, cimentados únicamente en el dinero, es difícil saber con certeza.