Muchas veces los conceptos son buenos, la ejecución también lo es, pero ¿Qué ocurre cuando dos ideas son parecidas (y buenas), por qué una triunfa y la otra no?

The American Way de John Ridely (guionista de 12 años de esclavitud), es una serie que fue publicada bajo el sello Wildstorm allá por el año 2006, y que ahora es relanzada por DC en una miniserie de 6 números con el mismo equipo creativo original y que nos sitúa diez años después de la serie anterior.

Esta nos cuenta la historia de un grupo de héroes en una sociedad con bastantes problemas, un concepto que ya hemos visto antes en series como The Authority (de Bryan Hitch y Warren Ellis), Supreme Power (de Michael Straczynski) o el clásico Watchmen (de Alan Moore), que sin embargo no gozó de tanta popularidad como las demás.

El concepto es ejecutado de una manera bastante interesante, los conflictos por parte de los personajes se encuentran presentes en todo momento ¿Qué es lo que es correcto hacer: aquello que de acuerdo a nuestra moral consideramos bueno o lo que los poderosos imponen? en una sociedad con superpoderes ¿quiénes son los poderosos, los de habilidades sobre humanas o los que su posición está sobre los humanos?

La serie nos muestra constantemente las diferencias sociales de la época, el racismo que existía, así como la tensión social entre norte-sur de la sociedad estadounidense. Iremos desentrañando la historia a través de New American (el único afroamericano del grupo oirginal) que sigue combatiendo contra el crimen al servicio del gobierno, sin embargo sus antiguos compañeros no hacen lo mismo, siendo buscada su amiga Amber por sus superiores debido a sus actos contra el gobierno (que a su vez inspiran ataque terroristas de otros grupos).

Este número se enfoca en Amber, en mostrarnos la motivación de sus acciones, la manera en que ella se ve como una martir dispuesta a sacrificarlo todo con tal de acabar con el sistema social tan desigualitario y el gobierno opresor del momento, esto utilizando sus poderes para poder lograrlo. Los personajes presentados tienen un desarrollo argumenta bastante bueno, en ningún momento se sienten fuera de lugar pues se explica el motivo de que estén allí, así como su papel para la trama.

Los conflictos morales por parte de New American acerca de que es lo que debe hacer (ayudar a su gobierno o usar su amiga), son bastante llamativos pues el autor desarrolla diálogos increíbles que te hacen crear empatía con el personaje.

La trama avanza de manera fluida, a pesar de tener diálogos y secuencias largas en ningún momento se siente una lectura pesada o aburrida, al contrario los detalles de un gobierno conspirativo y sus planes contra los que menos tienen te atrapan de inmediato.