Muchas veces nos hemos preguntado ¿Qué pasaría si obtuviéramos superpoderes?, muchos dirán que los usarían para hacer el bien, otros para cumplir sus deseos y metas personales que, de otra forma, serían imposibles. Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando se cree que son nuestros deseos e ideologías personales las que son el bien o llevarán a la sociedad a un mundo mejor, seríamos realmente héroes o solo villanos? Bajo esta premisa el universo DC se integra al caótico mundo de Michael Cray.

La historia comienza mostrándonos a Michael dejando los restos de su último combate, reflexionando acerca de los superhumanos en la sociedad. Desgraciadamente él no es el único a quien le preocupa esta situación y el gobierno (temiendo futuros ataques o gente con poderes fuera de control) decidirá tomar medidas al respecto.

Es interesante como Hill juega con la psique del personaje, a él no le gusta tener superpoderes y en varios momentos se cuestiona sobre si realmente hace lo correcto, realmente busca no ser una herramienta del gobierno, sino ayudar a la gente. Ya ha experimentado enfrentamientos con aquellos que usan sus poderes creyendo “hacer el bien”, siguiendo su propia “justicia” (con resultados caóticos), Cray utiliza su moral y sigue sus creencias para lograr sus objetivos que poco a poco iremos descubriendo.

Michael no está solo en su lucha, y su equipo juega un papel fundamental en la historia, pues más que solo acompañantes resultan de vital apoyo e importancia para nuestro héroe. Si bien no cuentan con superpoderes y son tan mortales como el resto de humanos, es su entrenamiento y confianza en el resto del equipo lo que le da confianza y ayuda cuando la requiere. Son el lado humano contra los superhumanos.

Rápidamente nuestro héroe es llamado, pues una serie de extraños asesinatos a científicos se han estado cometiendo recientemente y se sospecha que es obra de un superhumano, por lo que serán Cray y su equipo los encargados de encontrarlo  obtener de él lo necesario para el gobierno. De esta forma se presenta al sospechoso de los crímenes: Barry Allen, un científico que debido a una combinación de químicos y su traje especial puede moverse a super velocidad.

Esta versión de Barry Allen es un científico e inventor clandestino que debido a los químicos que le dan sus poderes, se encuentra muriendo. Otro punto interesante es que tiene una doble personalidad, una esquizofrenia que lo atormenta (y motiva en pro de “un mundo mejor”), después de cometer sus asesinatos en contra de la comunidad científica que lo rechazó tiempo atrás, cuando publicó un manifiesto acerca de como la inteligencia artificial era un peligro.

Poco a poco la historia de Michael Cray en esta nueva etapa en DC se torna más interesante, la trama de conspiraciones gubernamentales, así como el conflicto social que se tiene en torno a los superhéroes desata situaciones interesantes que nos llevan a la reflexión de lo que realmente harían las personas si adquirieran habilidades extraordinarias ¿Quiénes serían los héroes y quienes los villanos?.