Muchos tal vez no conozcan al personaje de Deathblow, perteneciente a la ya desaparecida editorial WildStorm, la cual fue absorbida por DC Comics en los últimos años. Quizá algunos de sus personajes más famosos sean conocidos por las nuevas generaciones gracias a sus incursiones en los New 52 o en Rebirth, los cuales aparecerían en alguna serie, crossover o protagonizarían sus propias series (por ejemplo Grifter quien apareciera en Futures End y posteriormente en su serie individual o  los miembros de StormWatch por mencionar algunos), tal es el caso de este personaje que  hoy nos ocupa (quien fuera visto publicado en nuestro país por última vez hace dos años por televisa en el crossover Batman/Deathblow).

 

Ahora tenemos a este asesino excepcional (quien ya se hubiera enfrentado con Deathstroke en el pasado para darnos una idea de sus habilidades) llegando al universo de DC con su propia serie individual. Bryan Hill retoma muchas de sus características ya conocidas (como el tumor que lo deja fuera de servicio y lo motiva a buscar venganza contra aquellos que lo llevaran a esa situación), combinándolas con nuevas habilidades (el que todo lo que toca lo desintegra), que lo harán dudar del porque de su vida, del significado que tiene y buscando así a su primer objetivo para encontrar respuestas, un viejo conocido de la editorial: Green Arrow.

 

Los elementos de una historia de conspiraciones y espías (tensión, planes ocultos), se encuentran combinados con grandes enfrentamientos y dosis de acción que varios artistas se encargan de retratar perfectamente y nos dejan con ganas de saber más. acerca del destino de este personaje. ¿Será acaso que sus habilidades le permitan salir con vida de esta o sucumbirá ante las flechas del vigilante verde?