Si has estado al pendiente de todos los preludios a la boda del murciélago y la gatita, el quinto y último de ellos cierra la historia y explica las motivaciones previas a lo que hemos visto en Batman #48 y 49.

Hay muchas cosas interesantes que ver en este preludio, pero lo más destacable es la fuerza de voluntad que Harley Quinn tiene para aguantar la psicología retorcida del Joker, el cual no solo está preocupado de que Batman no lo haya invitado a la boda (como se vio en las páginas finales del ejemplar pasado que fue protagonizado por Red Hood Anarky), sino el como se muestra de forma inteligente el manejo de la novia de Joker.

Sí, la entereza de Harley para detener al hombre que siempre ha abusado de ella está muy presente, e incluso en muchas ocasiones durante el ejemplar, ésta opaca al Príncipe Payaso del Crimen, en un número en el que ella tiene una presencia enorme, y no solo en sí como personaje principal, sino como un personaje que vemos no sólo más maduro, sino también más centrado. En mucho tiempo, no había tenido la oportunidad de leer a esta dama con el entretenimiento que los trazos de Sami Basri (JLA Classified, Witchblade) le brindan. Una limpieza visual, un dinamismo fresco y un mensaje al lector de que lo que va a ver puede disfrutarse cuantas veces sea.

Por otro lado, el enfoque del uso de Joker en este cómic también lo saca de una monotonía de villano que solamente aparece cada cierto tiempo nada más porque sí, que fue una de las cosas que no fueron de mi agrado durante la etapa de los Nuevos 52, donde si bien Scott Snyder Greg Capullo entregaron historias hasta cierta manera decente de este villano, sí se sintió un abuso del personaje como motivación de horror y frustración para el Caballero de la Noche. El Joker que vemos en el Preludio y en los 48 y 49 del título es un personaje que vemos preocupado por su idea de ser lo más importante en la vida de Batman, y por supuesto, no ser invitado a la boda no solo fue la clave para ver de nuevo como puede maquinar planes locuaces para cumplir con un crimen o un estado de horror e incertidumbre (sino, solo pregunten a R’as al-Ghul o a Acertijo), sino que realmente está extrañado de no ser parte de algo tan grane en la vida de su enemigo de décadas. Y por supuesto, eso no puede permitirse.

Se acerca el mes de julio y la boda está en puerta. Un evento que los lectores modernos hemos estado esperando desde mucho antes de los Nuevos 52, RebirthDC Universe se nos viene y estamos cordialmente invitados. Los preludios no solo fueron relleno, sino el resultado de trabajos que se nos viene desde que Bati se le declaró a la minina, los preparativos de la boda, la sinceridad de Bruce ante lo sucedido en la War of Jokes and Riddles, y aquel futuro distópico y extraño que conocimos con Booster Gold.

Batman #50 se acerca cada día. Y Capital Cómic y un servidor estaremos al pendiente de traerles los pormenores de este magno evento.

Sigue con nosotros.