80 años del Hombre Murciélago han sido los que este año llegaron a contarse, y por supuesto, Detective Comics ha llegado a uno de esos números a los cuales muchas personas seguramente desearon ver en algún momento.

La belleza de este ejemplar del cómic que puso a Batman en el escenario se halla en los homenajes que un nutrido grupo de artistas y escritores. A través de 96 increíbles páginas, pudimos hacer un recorrido con historias originales e interesantes momentos que aluden a lo mejor del Caballero de la Noche durante los 80 años de publicaciones ininterrumpidas de las historias de detectives con las que crecieron varias generaciones, y que también permitieron a la editorial tener su nombre insignia.

Entre estas maravillas de historias vemos eventos ocurridos durante el Año Uno; colaboraciones de Batman con Robin, el Joven Maravilla; como el Pingüino supo quien era Batman y nadie le creyó; vistazos a futuros probables; elementos de los Nuevos 52 y Rebirth; identidades secretas más secretas que las que conocemos; y toda una mitología generada durante ocho décadas que sigue creciendo, desde el mismo Batman hasta Bane, o desde Thomas y Martha hasta Damian Wayne.

Pero eso no es todo: ¡sino que también hay entrada hacia lo que veremos a partir del 1001! ¡Qué más podemos pedirle a la vida!

Detective Comics llega así hasta su número 1000: lleno de nostalgia, mitologías, grandes historias y un enorme número de colaboradores que han llevado el legado de Bob Kane Bill Finger hacia grandes alturas. No solo es un parteaguas como debe ser considerado un número de tal magnitud, sino un referente de lo más conocido de Batman hacia las generaciones actuales de DC.

Sin duda, el cómic de la semana para un servidor, este ejemplar debe hacerte leer y releerlo casi religiosamente, si es que eres un fan de hueso colorado del que, hoy por hoy, es el superhéroe más popular de la Casa de los Héroes más Grandes del Mundo.

Te dejamos una galería con lo mejor de los interiores de este cómic. Sigue con más en Capital Comic.