BOMBSHELLS: UNITED #37 es un ejemplar de celebración. Las Bombshells y la buena gente del repelen una invasión de Apokolips, liberando al planeta del ataque de las fuerzas diabólicas de Darkseid y su raza de Nuevos Dioses malévolos.

Pero también es un cómic que pone en alto a la leyenda de las Bombshells como fuerzas del bien, inmortalizándolas no solo como heroínas, sino como modelos a seguir para otras mujeres en esta realidad de DC Comics que presenta en prominencia a las heroínas de la compañía.

Ver los triunfos de las Bombshells en las páginas del #37 es sensacional, y ver como ellas son las que tienen la luz principal del escenario en su máximo esplendor dentro de los eventos de este título hacen que todo lo sucedido en los 36 ejemplares anteriores tome el toque épico que esta revista tiene desde el principio. La manera en como se han reimaginado a las heroínas y héroes de DC en un set temporal ubicado durante la Segunda Guerra Mundial no solo ha sido un gran acierto desde el #1, sino que nos da una sensación de aventura como nunca antes.

Alrededor de todas las páginas de este ejemplar, reuniones y despedidas son lo que se ve, y la ensalzación de las heroínas como fuente de esperanza es muy palpable. Los héroes son la materia de las leyendas, y las Bombshells no son la excepción a la regla.

La inspiración que brindan a las mujeres y a los hombres oprimidos por el miedo, la tragedia o la devastación se ve en los bellos trazos que Aneke pone en Bombshells: United, donde no solo vemos trazos de elegancia y feminidad, sino también un trabajo digno de dibujos que evocan a las historias de guerra presentadas por varias editoriales que compartieron escena durante la Edad de Oro y que simbolizaban parte de la ideología de ese entonces.

Continúa con más en Capital Comic.