Trabajar al Relámpago Negro es ciertamente trabajar a un superhéroe diferente, y la historia que presenta Cold Dead Hands, más que una aventura heroica, es una revitalización de personaje para audiencias nuevas.

BLACK LIGHTNING: COLD DEAD HANDS no solo es una maravilla de guión, trabajada con un agradable estilo visual, sino que también es una nueva introducción de Jefferson Pierce para aquellos lectores de DC Comics que ha captado la iniciativa Rebirth, próxima a terminar para la editorial.

La historia es sencilla: superhéroe buscado por la ley gracias a un malentendido y maestro dedicado a promover los valores dentro de una secundaria, el Relámpago Negro se ve inmiscuido en un problema que no solo atañe a drogadictos y dealers, sino que también elementos de contrabando de armas dan una mezcla de acción sin parar, al estilo del primer gran héroe negro de DC Comics.

Lo verdaderamente bueno de esta serie se encuentra en el actor humano que tiene Jefferson Pierce, el cual se ve muy bien desarrollado con su rol como maestro en escuela secundaria, preocupado por el bienestar de los estudiantes que tiene a su cargo, pero sin dejar de lado la responsabilidad moral que tiene tanto para sus muchachos como para el público en general en cada una de sus identidades.

Por otra parte, saber que esta es una historia fresca del hombre eléctrico es más que suficiente para ver que este Jefferson Pierce, a diferencia del que vimos desde la Edad de Plata en equipos como los Marginales y la Liga de la Justicia, nos entrega a un héroe comprometido, maduro a pesar del arreglo de edades que quedó de los Nuevos 52 y al cual los lectores jóvenes pueden tener a manera de identificación o modelo a seguir, que también llama la atención por su apertura de mente y espectaculares habilidades energéticas.

Aunque no es una obra de arte o una historia altamente enganchadora como los recientes números anuales, Black Lightning: Cold Dead Hands #2 no solo es la segunda parte de una historia que pinta para ser épica, sino que es una historia que debes empezar a tener Y si no conseguiste el ejemplar pasado, búscalo.

Sigue con más en Capital Cómic.