Las historias alternativas de los Batman del Multiverso Oscuro continúan en BATMAN: THE DEVASTATOR #1, y quizá sea la pelea que más te puede llegar a emocionar por el contenido de la misma. Y si no, pues, queda porque lo juzgues tú mismo.

Te prevenimos que a partir de aquí vienen SPOILERS. No nos hacemos responsables de las reacciones que puedan traerte.

En la Tierra -1, un Batman enfrenta en combate mortal al Superman de ese mundo, quien no solo le arranca un brazo con su visión de calor, sino que hace ver a este Hombre Murciélago que detrás de la esperanza que el Último Hijo de Krypton raía al mundo, siempre hubo algo que nunca debió estar ahí. Batman hace uso del Virus Doomsday, sacado de la bestia que alguna vez mató al kryptoniano, y con ello no solo recupera el brazo, sino que asesina al más grande héroe de la Tierra.

El Batman que Ríe recluta a este Batman/Doomsday, quien se hace llamar a sí mismo como el Devastador, y lo lleva, como a otros más, hacia la Tierra-0, primera del Multiverso, donde por sí solo enfrenta y derrota a la Liga de la Justicia de América, y enfrenta en combate mortal a Superchica, Supermujer y al Guardián. Pero momentos atrás, en un esfuerzo por también salvar a este mundo de la “amenaza” de Superman, localiza a Lois Lane, infectándola del Virus Doomsday.

Y mientras continúa con su paso, en otro lado, dentro del Multiverso Oscuro, Superman es obligado a ver como una crisis más aparece… y no puede hacer nada al respecto.

Con el sexto de los Batmanes alternativos y malévolos, nos hemos dado cuenta cabal de la verdadera amenaza que el Multiverso Oscuro trae dentro de esta historia que es Metal. Y si has seguido los primeros actos en Teen Titans, Green Arrow Suicide Squad, además de lo que está ocurriendo en Metal en el más reciente ejemplar de The Flashy esperas lo que viene en Justice League, entonces no estás disfrutando solo de un evento que involucra lo que muchos sienten como el protagonismo inútil y sobrevalorado de Batman, sino que por sí mismo, y gracias a un buen número de escritores y artistas, Metal se ha ganado un lugar importnte en la narrativa de alguna forma colectiva de esta etapa de Rebirth, arrancada desde hace un año o dos,

De notarse en este comic, el ver un combate a muerte entre el Mejor Detective del Mundo y el Hombre de Acero no solo muestra las enormes diferencias que hay entre ambos héroes y las posibilidades de contar una historia que nos muestra la derrota de Superman a manos de Batman (recordemos lo mal que le fue durante THE DARK KNIGHT RETURNS, en ese combate épico donde un anciano Bruce Wayne logra vencer de manera significativa a Superman y lo que eso conlleva en el universo de este Caballero Oscuro de Frank Miller), y que, por vez primera, nos muestra la muerte de Superman a manos de un Batman que se fue, como los otros Dark Knights a los extremos por “salvar” lo que piensa que es correcto (que es la esencia final de Batman, a fin de cuentas, y que siempre que se ha visto obligado a ir a eso lo convierte temporalmente en el antihéroe que nadie quisiera tener cerca en el Universo DC).

Pero quizá el mérito de BATMAN: THE DEVASTATOR #1 está en el Devastador que es este Batman. No solo por haber ganado a Superman y haberse unido a los Dark Knights, sino porque el uso de su inteligencia, combinado con el deseo de salvar el mundo que conoce y la locura que trae consigo el Virus Doomsday (si no leyeron Superman: DOOMED de los Nuevos 52 quizá no sepan de que hablo, y por cierto, malo malo) lo hacen el Batman más violento de los siete que están bajo las órdenes de Barbatos, la entidad malévola que busca llevar a los Batmanes malévolos al triunfo sobre el Multiverso.

Con la última de las entradas de los Dark Knights en The Batman who Laughs #1, a salir al público en unas semanas más, y las siguientes entradas de Metal y títulos de DC Comics que continúan con la historia, podremos estar a la expectativa de que vendrán grandes momentos, y, si se logra llevar bien la rienda de la narrativa a un clímax espectacular, entonces Metal será el evento DC más grandioso de los últimos años, y el que quizá haga de Rebirth algo dignísimo de ser mencionado en la historia.

Continúa leyendo nuestras reseñas. En un momento más, The Jetsons #1.

Sigue en Capital Cómic.