Si hubo un número que no debiste perderte esta semana, fue la cuarta parte del preludio a la boda del Hombre Murciélago y la minina más sensacional del Universo DC, con la participación, en esta ocasión, de Red HoodAnarky.

Con el evento cercano (ya a un mes de ello), y tras ver la reacción del hijo, la elección del padrino, y un intermedio muy disfrutable entre BatgirlAcertijo, este capítulo va más hacia la seguridad de la novia, y la prevención de crímenes que son el reflejo del resentimiento de quien se considera afectado, que es Anarky. Como se sabe, con Red Hood, esperas que haya mucha acción y violencia, y aunque eso es lo que ocurre desde casi el primer momento, esa cuarta parte, si bien es muy sólida y tiene lo que se espera de una narrativa, no posee, a parecer de quien hace la reseña, el impacto que los demás tuvieron.

Tal vez es porque a diferencia de Damián y Dick, que han sido los Robin más célebres (Tim Drake también, pero no aparece en estos one-shot), Batman respeta el alejamiento que Jason tiene con respecto a la Batifamilia. O tal vez es porque Jason, por el tiempo que estuvo fuera de escena, se trata de mantener neutral ante la boda de su mentor con la ladrona más célebre de DC. Por otro lado, se siente a Anarky como un personaje que, a diferencia de R’as al-Ghul (que ve a su nieto estando en paz con la idea de tener a Selina Kyle como madrastra), a Hush que está molesto por no ser el padrino (quizá por el recuerdo de la vieja amistad entre él y Bruce) o al Acertijo, que no la pasó bien cuando Joker empezó a avisar de la boda del Caballero de la Noche a todos los que lo quisieran escuchar, realmente estaba indignado de que Batman fuera a tener la felicidad cuando éste le había arruinado su vida, acorde a como él veía las cosas. El cameo de los Outlaws en el ejemplar fue muy acertado, sin duda alguna, ya que como personajes de apoyo, hacen justo eso.

Pero la página final es la que se lleva los laureles, pues abrirá camino, no solo al último capítulo de este preludio, sino a lo que es muy probable que veamos en Batman #50 Catwoman #1.

Aunque emocionante, PRELUDE TO THE WEDDING: RED HOOD VS. ANARKY #1 es un punto que no tiene tanta relevancia como los demás, pero un buen relato. Disfrutable.

Sigue con más en Capital Comic.