Las cosas se ponen color de hormiga en Batman #65, donde la tercera parte de THE PRICE lleva el evento al clímax, y las verdades a medias y mentiras que el Caballero de la Noche mantiene no solo han hecho mella en la amistad y respeto con Flash, sino que conducen a Batman a verlo como pocas veces lo observa uno: vulnerable.

En dos ejemplares hemos visto las tensiones entre ambos compañeros de la Liga de la Justicia escalar de manera lenta, con un Batman que se siente responsable de la muerte de un Flash (pues fue idea de él ayudar desde ora perspectiva a los héroes a estar en paz con el estrés de las batallas en el proyecto Santuario), y de un Velocista Escarlata que ha perdido a un ser querido. Pero el ejemplar de Bati de este mes no solo pone en la mesa la responsabilidad que tiene Batman también hacia Gotham Girl, sino a tratar de devolverle un poco de paz a un Flash que visiblemente no esta feliz con lo que ocurre.

El conflicto escala más allá que el tan solo darle una lección a Batman por abandono, sino que también, la misión de destrucción que la locura de Gotham Girl provoca, se dirige a Flash de una manera indirecta, pues para la superdama, el que Flash haya dejado a Wally en Santuario (donde aparentemente ella también recibió cierto tratamiento, lo hace ver como un héroe irresponsable. Si a esto le añades un extrañamente resucitado Gotham a la mezcla, entonces tienes una batalla tan increíble, que lo que lleva al cliffhanger que culminará con el destino final de Batman, Flash y Gotham Girl en Flash #65 de la semana entrante (el cual cerrará este crossover), te pone en uno de los eventos más emocionantes desde que Superman Action Comics terminaron de formar al Superman definitivo de esta continuidad en Rebirth.

La conclusión de este evento viene la semana entrante, y estamos seguros que (sin importar el tremendo cliché) esta es la historia que cambiará el rumbo de las vidas de Batman y Flash para siempre.

Sigue con más en Capital Comic.