Los números anuales son el pan de esta semana de parte de DC Comics, y el Rey de la Atlántida tiene una aventura desgarradora en AQUAMAN ANNUAL #1

Entras a una zona de Spoilers, por lo que te advertimos que, de seguir por aquí, hallarás cosas interesantes a costo de tu alma comiqueril. Si no sigues no te preocupes y compra tu copia hoy.

Crownspire es el logro más grande de la civilización atlante, ideado por Aquaman para una armonía entre hombres de la superficie y la Atlántida. En el pasado, Aquaman y Mera habían hablado de tener hijos… hoy, mientras que Superman, Mujer Maravilla Hal Jordan acompañan a Aquaman y Mera para celebrar este enorme punto de partida, conocen al heredero de la corona, Tom Curry.

Pero los problemas azotan a Crownspire, y una serie de ataques, por parte del grupo terrorista atlante Hijos de Atlan, armados con tecnología bélica de la superficie, desconciertan al rey de los mares y sus ex-compañeros de la Liga de la Justicia. Para hacerla peor, Murk, un atlante guerrero de la vieja escuela, ha regresado de entre la muerte, pues Aquaman y el resto de su ejército lo había considerado así, con una sola misión: ¡ASESINAR A TOM CURRY!

Y mientras que el misterio de estos regresos y ataques sorpresivos golpean la gran ciudad de Aquaman, éste investiga más a fondo, luego de que Batman regresa para darle batalla y tratar de sacarlo de algo misterioso que el Hombre Murciélago ha descubierto. ¡Y AQUAMAN DESCUBRE QUE TODO HA SIDO UNA MENTIRA, PUES EL REY DE LOS MARES ANCIANO VE QUE EN SU JUVENTUD, ESTE Y SU ESPOSA SON POSEIDOS POR UNA PLANTA PARÁSITA: LA BLACK MERCY!

Los reyes del mar son salvados de la influencia de la planta… Aquaman y Mera, reyes de muchos años, comprenden que no son reales… pero es la pérdida de Tom lo más doloroso de todo…

Y tras ser salvados, ellos se retiran a Bahía Amnistía.

Mientras tanto, Tula pregunta a Murk por ellos, y el general reflexiona en la tragedia de sus señores… en como la pérdida de un hijo que no existió jamás ha golpeado duramente a la pareja, y como fue una broma cruel de la vida. Pero Tula es un tanto más optimista… y sabe que los héroes sabrán salir delante de ello.

La figura de un hijo de Aquaman no es algo nuevo dentro de DC Comics. En la Edad de Plata y yendo hacia 1980, Aquaman y Mera ya habían tenido un muchacho, Arthur Curry, Jr., llamado afectuosamente Aquababy por parte de los editores y el público en general, haciendo de este bebé uno de los hijos de héroes más famosos del mundo del cómic. Desafortunadamente, el ser padres no les duró mucho a los reyes de la Atlántida, ya que en un momento de venganza suprema, Manta Negra, el villano más icónico de Aquaman, lo secuestra, pone a Aquaman en aprietos y, sintiéndose con el derecho de quedar parejos, el malvado asesina al hijo del héroe, destruyendo no sólo el alma de Aquaman, sino dividiendo por completo la relación entre los reyes, con una Mera que perdió su cordura, culpando del fallecimiento de su hijo a Aquaman.

Todavía es presente, a pesar del éxito de la Liga de la Justicia en el cine, u otros factores, que Aquaman no es un personaje al que le demos mucha importancia, si importar que el actor Jason Momoa nos entregue un Aquaman rudo, hayamos visto a uno de los peleadores más balanceados en el videojuego de Injustice, o hayamos visto su revitalización en el cómic gracias al trabajo de dibujantes como Ivan Reis. Pero si necesitas ver a un héroe muy humano y muy vulnerable, este anual es uno de los que no debes perderte, ya que más que una aventura impresionante (sobre todo, tienes que ver la pelea entre Batman y Aquaman) o el factor de conocer a la familia (la Liga conociendo al hijo de Aquaman), el final es de lo más desgarrador, de lo cual no te podemos contar, sino que tienes que verlo por ti mismo.

Sigue con más aquí en Capital Cómic.

Imágenes tomadas de la Red y cortesía de THEBEAT.COM