Finalmente, se estrena una de las series más esperadas de lo que va del año en la plataforma de Netflix.

Mindhunter, una turbia y obscura historia centrada en Holden Ford, un detective del FBI encargado de perfilar a los más infames asesinos de su época.

En pleno auge de la perfilacion criminal, muy poco se hacía y sabía en contra o de los ahora llamados “asesinos seriales” y poco menos de sus motivaciones y razones, ya que, en sus inicios, el FBI no contaba con base de datos ni estudios del porqué de las acciones de los diferentes criminales. Holden Ford se da a la tarea de investigar personalmente a cada uno de los muy diferentes asesinos y perfilarlos de tal manera que en un futuro se tenga registro de actitudes similares o posibles detonantes.

A su vez, Holden tendrá que saber separar el trabajo de su vida diaria, ya que como decía Nietzsche “El que lucha con monstruos debe tener cuidado para no resultar él un monstruo. Y si mucho miras a un abismo, el abismo concluirá por mirar dentro de ti”. y trabajar perfilando, entendiendo y escuchar realmente a un asesino, es algo requerirá todo de el y de los que lo rodean.

La serie cuenta con un elenco de bajo perfil, y protagoniza Jonathan Groff (de “Glee” jajaj) y está dirigida principalmente por David Fincher, a quien recordaremos por “Zodiac”, “Seven”, “The Panic Room” y “La Red Social”, entre otras.

Para la serie, la compañía Red Digital Cinema Camera que se encarga de desarrollar cámaras de la más alta calidad y vanguardia actualmente, desarrollo para la serie una única y original cámara llamada “Red Xenomorph”, la cual toma de inspiración visual al xenomorfo de la película de “Alien: El Octavo Pasajero”.

La serie se encuentra actualmente en Netflix, y se a confirmado ya una segunda temporada para el próximo año.

RELACIONADO: “RESEÑA: MINDHUNTER- MIRANDO EN LO MAS PROFUNDO DE LA MALDAD HUMANA.”