Escrito por: Kat Howard (Stories, Oz Reimagined)

Dibujado por: Tom Fowler (Quantom & Woody, Green Arrow, Venom)

The Books of Magic fue presentado en 1990 por Neil Gaiman y John Bolton, donde Tim Hunter, un niño, podrá ser el mago más grande de todos si decide formar parte del mundo de la magia, es guiado por cuatro magos del universo DC, autodenominados “la banda de la gabardina”, John Constantine, Mister E, Phantom Stranger y Doctor Oculto, para mostrar el pasado, presente y futuro de la magia en el universo, así como sus implicaciones, algunos de los elementos de este personaje fueron retomados para la creación, conscientemente o no, de Harry Potter, el mago más famoso del mundo, al ser el niño predestinado, usar lentes, tener una lechuza como mascota, entre otras.

La miniserie original “The Books of Magic” es considerada una de las mejores historias en el mundo del noveno arte, de ahí tuvo una serie posterior, la cual parece que no será retomada en ésta, al menos lo que hemos visto hasta ahora en los flashbacks, lo que facilita el acercamiento de nuevos lectores, pero también deja un sabor de boca amargo en los lectores previos y seguidores del personaje, como si fuera una especie de reinicio de la franquicia, habrá que ver más adelante si se retoman algunos elementos o efectivamente simplemente se manejará un reinicio de Tim y su historia, además de conocer su impacto e interrelación con el universo de Sandman, de lo que hasta ahora no hemos vislumbrado casi nada.

Aquí Tim Hunter es un adolescente torpe que lucha por la pérdida de su madre. Su única amiga es una mujer sin hogar, tiene un padre mentalmente ausente, Hunter está a la deriva en el mundo y busca la respuesta mágica, deseando sus poderes sin las consecuencias. Sin embargo, hay fuerzas, tratando de matar a Hunter antes de que pueda cumplir su destino, su único apoyo es su maestra sustituta, la cual le enseña que la forma de aprender magia es a través de los libros, una excelente metáfora para los adolescentes acerca de los libros como puertas a otros mundos y herramientas de conocimiento, sin embargo, el número se siente insípido, demasiado genérico, con conceptos muy “sobados” y genéricos al tratar temas de adolescentes, un joven sin madre, con un padre ausente y deprimido, en conflicto con el bravucón de la escuela, el protagonista desubicado tratando, sin ningún éxito, de encajar en el círculo social, vamos, nada nuevo al respecto, al contrario.

Esto hace que en este número el protagonista palidezca ante la obvia comparación de Harry Potter, quien, a pesar de haber visto la luz posterior a Tim Hunter, es mucho más conocido y arraigado en el inconsciente colectivo, por lo que los lectores no encontrarán en este número algo que les parezca realmente atractivo o innovador como para generar rápidamente una nueva base de seguidores, esperemos, por el bien de la serie, que pronto Kat Howard sea capaz de generar interés en el lector gracias a elementos diferenciadores del mago de Howarts y de las historias de adolescentes en general.

Tom Fowler hace un mucho mejor trabajo, ya que el dibijo me parece bueno, capaz de transmitir las diferentes emociones de los protagonistas, además de cambiar el estilo dependiendo la historia, lo que lo hace muy atractivo.

Habiendo visto el resto de títulos que conforman este “universo Sandman” (House of whispers, The Dreaming, Lucifer, además de esta obra) Books of magic me ha parecido el más flojo y el menos conectado con el resto de las obras, sinceramente esperaba mucho mas de este primer número, aun así, creo que tiene mucho potencial y espero que conforme vayamos leyendo más números presenciemos un crecimiento en Tim y sus personajes de apoyo.