La primicia: Batman tiene precio por su cabeza y no cualquier precio, la fortuna reunida de los tres más importantes capos de la mafia de Gotham, eso es lo que Harvey Dent el villano mejor conocido como Two Face ofrece a quien mate a Batman y de paso lo rescate.
Una historia que se centra en un Batman que aún siente culpa por lo sucedido a su antiguo amigo el fiscal, que lo convirtió en el temible villano, y de un hombre que vive atormentado por sus dos partes en constante conflicto; por un lado Harvey quien siempre trató de ayudar a Batman y a la ley y que es impotente cuando Two Face toma el control, un asesino sin remordimiento ni moral. La historia es ágil como cualquiera de Batman pero llena de muchas pequeñas historias que se entrelazan durante todo el número, un Alfred arrepentido por algo que hizo y que quizá dañó a Batman, Jim Gordon preocupado por no saber si Batman es la presa o el cazador, Dent desesperado por deshacerse de su contraparte incluso ha pedido ayuda a su amigo Bruce, Face luchando como un perro rabioso por su vida y dispuesto a servirse de todos los villanos que quieren el botín e incluso de civiles que creen que podrían vencer al caballero nocturno y por último vemos al nuevo compañero de Batman Duke, el cual esta aprendiendo a ser el nuevo Robin pero no quiere ser un Robin el busca ser algo nuevo y diferente.
Esas son los pequeños dramas con los que comienza el arco; “Mi propio peor enemigo”
En lo personal es intenso, lleno de acción y dramas psicológicos. Algo muy característico de las historias de Batman, el dibujo y la trama están totalmente balanceados y nos permite disfrutar la historia de principio a fin.